Artes Visuales

NovedadesArchivo

Miró en el MNBA
Xul Solar
Censuran pintura de Mujica en Uruguay
 
Arte, política y provocación en la Bienal de San Pablo

¿Puede ser Arte la apología del crimen? ¿Es el magnicidio una actuación moralmente aceptable? El dibujante Gil Vicente cree que sí, y por eso ha llevado a la vigésimo novena edición de la Bienal de San Pablo nueve grandes autorretratos en los que se representa asesinando a personalidades como el Papa, la Reina de Inglaterra o el Secretario General de Naciones Unidas.

Es sólo una de las provocaciones políticamente incorrectas que acoge el encuentro bianual de la capital paulista, que permanecerá abierto hasta el 12 de diciembre.

La Dirección de la Bienal se negó rotundamente a retirar los dibujos de Gil Vicente, tal como había exigido la Orden de Abogados de Brasil, aunque se apresuró a cubrir con un paño negro otra obra del argentino Roberto Jacoby que la Procuradoría Electoral de San Pablo calificó de “propaganda irregular”. Se trataba de una representación de Dilma Roussef, candidata a la Presidencia del país, que, según fuentes de la Bienal, es "probable" que vuelva a mostrarse al público cuando hayan pasado las elecciones.

Jacoby hizo saber su desacuerdo con tal decisión, que supondría un intento de "domesticar el Arte político". Igual de vehemente se mostró el brasileño Gil Vicente a la hora de defender sus imaginarias representaciones de asesinatos políticos: "Es mi forma de expresar la rabia que siento con la falta de justicia social”, una realidad de la que serían culpables “los dirigentes políticos que roban”.

Agnaldo Farias, uno de los comisarios de esta edición de la Bienal, califica a su vez de "absurda y exagerada” la petición de retirada de los dibujos que hizo la Orden de Abogados, sobre todo si se tiene en cuenta que se trata de una organización que “siempre se caracterizó por defender las libertades”. Farias no quiso ahorrar descalificaciones para esa iniciativa, que tachó también de “indigna” y “mezquina".

La XIX Bienal de San Pablo exhibe obras de casi 160 artistas que han sido seleccionados por Agnaldo Farías y Moacir dos Anjos bajo el lema “Siempre hay un vaso de mar para navegar”. En opinión de los dos comisarios "es imposible separar el arte de la política", aunque ellos se han volcado en la búsqueda de autores cuya preocupación fundamental sea “la aprehensión y reinvención simultánea de la realidad en un mundo lleno de conflictos, donde los paradigmas sociales de siempre están en tela de juicio”.

Moacir dos Anjos y Agnaldo Farias han contado con cinco especialistas internacionales para diversificar la tarea de selección de artistas: Chus Martínez (España), Rina Carvajal (Venezuela), Fernando Alvim (Angola), Yuko Hasegawa (Japón) y Sarat Maharaj (Suráfrica). Todos tenían instrucciones de obviar el origen geográfico de los creadores seleccionados, un criterio importante en anteriores ediciones de la Bienal, aunque actualmente “no refleja la compleja red de migraciones que marca la vida contemporánea”.

La Bienal pretende ser “a la vez, una celebración de lo artístico y una afirmación de su responsabilidad en la generación de conocimientos”. Para ello se han querido recuperar todas las técnicas tradicionales, desde la pintura hasta la escultura y el dibujo, en un intento de “retomar la dimensión que la distinguió como uno de los principales encuentros artísticos en Sudamérica”. Muy lejos queda así la vigésimo octava edición, cuando los organizadores quisieron expresar su decepción por la escasa creatividad reinante en el Arte actual dejando completamente vacías las salas del edificio que acoge este encuentro.

7/10/2010

Fuente: Arteselección

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Artes Visuales
Kazimir Malevich Emilio Pettoruti Milo Lockett