Artes Visuales

NovedadesArchivo

Miró en el MNBA
Xul Solar
Censuran pintura de Mujica en Uruguay
 
La representación española en la Bienal de Venecia se desintegra
Venecia

Foto: Mariano García
@solesdigital

Por primera vez en la Historia, dos de las 17 comunidades que integran España han roto el principio de unidad de la acción exterior para comparecer con sus propios pabellones en la Bienal de Venecia. Se trata de Cataluña y Murcia, cuyas autoridades locales no ocultan la intención de competir con el pabellón estatal.

“Hemos concebido este proyecto  para ganar el premio al mejor pabellón”, asegura el responsable de Cultura del gobierno murciano que considera su pabellón “más interesante” que el de España. Desde Cataluña, mientras tanto, se anuncia la "voluntad de continuar en próximas ediciones de la Bienal” y que “nadie tendría que opinar” sobre eso.

La quincuagésimo tercera Bienal de Venecia acoge en la capital del Véneto a la representación artística de 77 estados y otros “acontecimientos paralelos”. Los países que tienen pabellón propio presentan su selección en el barrio del Castello y los demás se diseminan por el resto de la ciudad en un interesante festival al que también concurren fundaciones y coleccionistas.

Más de 90 artistas participan en la Bienal, cuyo lema es “Making Worlds” (haciendo mundos). Se refiere a la capacidad que tiene el Arte de “crear mundo y no objetos”, tal como explica Daniel Birbaum, comisario jefe de la Bienal. Según Birmaum, “no se trata de presentar obras, sino de probar cosas nuevas” ya que “no somos una institución como un museo”.

El pabellón de Cataluña estará situado en un edificio de 600 metros cuadrados, muy cerca del edificio que alberga la Colección Peggy Guggenheim. Su presupuesto es de un millón de euros, sin contar los gastos protocolarios, la ceremonia de inauguración, el gabinete de comunicación ni el alquiler del edificio. Del contenido se ha encargado Valentín Roma, un profesor de Arte nacido en Barcelona que fue elegido mediante concurso público por un jurado internacional que presidió el director del Museo Reina Sofía de Madrid.

La propuesta del comisario catalán se titula “Comunidad inconfesable” y quiere poner de manifiesto “los procesos de fricción y negociación permanentes que se producen en relación con las ideas de identidad y comunidad”, en palabras de su autor. Se trata de reflejar “la multiplicidad identitaria de Cataluña”, para lo que se incluirá un proyecto multimedia concebido por el valenciano Daniel García Andújar y otros dos trabajos del andaluz Pedro G. Romero y el equipo de Elvira Pujol y Joan Vila-Puig. El jurado decidió que ésta era la mejor opción tras evaluar 18 proyectos presentados por 32 profesionales procedentes de España, México, Italia, Finlandia, Suiza y Estados Unidos.

Los candidatos tuvieron que ajustar su proyecto a las bases de un concurso que definía a Cataluña como “un país capaz de crear más allá de los condicionamientos geográficos, lingüísticos o políticos”. En esas bases se aludía también a la “unidad formal” que durante siglos ha impuesto la “ideología dominante” que “no se puede garantizar actualmente en un mundo que se ha hecho pequeño y en el que es perentoria la necesidad de inventar formas múltiples de relación, que cuestionen nuestras propias estructuras”.

El vicepresidente del Gobierno catalán ha dicho que su objetivo es que “el resto del mundo abra los ojos y mire hacia la creación artística catalana” y que la Bienal de Venecia “pondrá a Cataluña en la primera línea de la creatividad”. Una explicación muy parecida a la que dio el consejero de Cultura de Murcia, cuyo pabellón enclavado en el Tese de San Cristóforo es aún mayor que el catalán: 1.000 metros cuadrados.

El gobierno murciano tiene previsto invertir 240.000 euros en unos contenidos que se centran en la “sociedad del miedo”, en referencia al “estado de pánico que vive el mundo desde los atentados de Nueva York y el incremento de los mecanismos de control por parte de los distintos países”. El comisario del proyecto es el peruano Jota Castro, que ha elegido obras de dos artistas murcianos: Jesús Martínez y Jesús Segura, junto con sus propias obras y las del alemán Martin Dammann, el chileno Alfredo Jaar y la sueca Ann-Sofi Sidén. Según el consejero de cultura murciano, se trata de “un pabellón político y de compromiso” que mostrará instalaciones, fotografías y videoarte.

No lejos de allí, el pabellón oficial de España exhibirá 14 cuadros de un único artista: el mallorquín Miquel Barceló.

Fuente: Arteselección

28/3/2009

Notas relacionadas:

Venecia: Una Bienal orientada hacia los artistas

Frágil fantasía de Venecia

Barcelona: Contrastes en la ciudad de las diferencias

Galería de fotos de Venecia

Galería de fotos del Carnaval de Venecia

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Artes Visuales
Kazimir Malevich Emilio Pettoruti Milo Lockett