Artes Visuales

NovedadesArchivo

Miró en el MNBA
Xul Solar
Censuran pintura de Mujica en Uruguay
 

Carlos Cruz-Diez

El color en el espacio y en el tiempo


Doble animación de un plano. Radiación del color (1959).
Pintura PVA sobre madera, 74,9 x111,9 x1

A partir del miércoles 21 de septiembre el Malba presentará la primera gran retrospectiva del artista franco–venezolano Carlos Cruz-Diez (Caracas, 1923). La exposición presenta una selección de más de 120 obras realizadas desde 1940 hasta la actualidad, que acercan al público local la extensa producción de un artista central para el arte del siglo XX, gracias a sus contribuciones teóricas y plásticas sobre la percepción del color. Se incluyen pinturas, dibujos, serigrafías, estructuras y ambientes cromáticos, además de maquetas y un video documental sobre sus proyectos de intervenciones urbanas.

“Considerado por lo general en el contexto del arte cinético, la significación del gran cuerpo de obra producido por Cruz-Diez desde 1950 se extiende más allá de las cuestiones del movimiento, la vibración y la pura `retinalidad´. Desde un principio, Cruz-Diez enfocó su búsqueda y experimentación en un tema crítico: la investigación del color como un organismo vivo, en constante estado de transformación. Esta exposición aspira a mostrar sus logros fundamentales y sin precedentes en esta materia”, afirma Mari Carmen Ramírez, curadora de la muestra.

Estudioso sobre los orígenes y efectos ópticos del color, su propuesta se fundamenta en el color concebido como una realidad autónoma, que se modifica en el tiempo y en el espacio real, sin ayuda de la forma y aún sin necesidad de soporte. Según su perspectiva, el color depende del movimiento del espectador frente a la obra y conlleva una experiencia participativa.

Acerca de la exposición

Organizada en forma cronológica, despliega el desarrollo del artista desde sus primeros óleos figurativos, creados cuando Cruz-Diez era un estudiante, hasta las exploraciones sobre el color en movimiento. La muestra incluye una selección de 40 Fisicromías, o “series de color físico”, que consisten en secuencias de líneas de color y filtros reflectivos alineados de manera vertical, que son modificados de acuerdo con el ángulo de la luz del ambiente y de la posición y el movimiento del espectador. El conjunto permite analizar la evolución conceptual y tecnológica de estas series en la producción de Cruz-Diez: desde el uso de madera cortada y pintada a mano y piezas de cartón, hasta el empleo de tiras de aluminio cortadas a máquina e impresas con tecnología digital.

También se exhiben obras clave de sus investigaciones Color aditivo e Inducción Cromática, basadas en el principio de persistencia retinal o after image, por el cual la retina del espectador -que se expone a la combinación de dos colores complementarios en un plano- produce un tercer color virtual. El artista ha estado redefiniendo estas series desde su concepción en 1959 y 1963, respectivamente.

Carlos Cruz-Diez: El color en el espacio y en el tiempo presenta tres obras centrales que apelan a la participación del público. Una es Ambiente Cromointerferente: los visitantes del museo podrán ingresar a una gran habitación pintada de blanco en la que dos planos de color ondulan continuamente en bandas proyectadas en las paredes y el piso, lo que produce volúmenes circundantes (incluidos los cuerpos de los espectadores) dentro del color.

Otra obra es Transcromía, obra que se origina a través de la superposición de una estructura de tiras transparentes de colores situadas a diversas distancias y en determinado orden. “A medida que el observador se mueve frente a la obra, los colores cambian debido a su posición, la intensidad de la luz y el color ambiente. Por su transparencia, las Transcromías ofrecen una visión de la naturaleza que ha sido modificada por el fenómeno de la sustracción”, explica el artista.

Por último, quizás la más radical de estas propuestas sea Cromosaturación -ubicada en la sala 5 (2º piso) de Malba-, una secuencia de tres espacios donde Cruz-Diez aísla el color en bruto y crea una exhibición de situaciones cromáticas puras, para que el público las experimente con todo el cuerpo y los sentidos.

La exposición podrá verse hasta el 5 de marzo de 2012. Avda. Figueroa Alcorta 3415, Buenos Aires.

15/9/2011

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Artes Visuales
Kazimir Malevich Emilio Pettoruti Milo Lockett