Artes Visuales

NovedadesArchivo

Miró en el MNBA
Xul Solar
Censuran pintura de Mujica en Uruguay
 

Salvador Dalí

Cuando el arte es sueño

Por María Haucke
maruhaucke71@hotmail.com

Salvador DalíExtravagante, materialista y exageradamente soberbio son  algunas de las particularidades que conforman la personalidad de Salvador Dalí y la imagen de artista que astutamente supo inventar.

Pasos previos al surrealismo

Nacido en Figueras (Cataluña, España), desde su infancia tuvo inquietud por la pintura y el arte. Salvador Dalí se inició en la escuela municipal de Figueras, donde estudió los claroscuros  y sombras de los pintores flamencos y de Rembrandt. Hacia 1917 comenzó a realizar sus primeras exposiciones, durante una etapa impresionista y puntillista de la cual se sabe muy poco.

En 1921 viajó a Madrid, para estudiar en la academia de Bellas Artes, donde no perduró por mucho tiempo y fue expulsado. Pero fue allí donde se vinculó con personajes importantes como Federico Garcia Lorca y Luis Buñuel.

Cuando realizó su primer viaje a Paris, en 1925, conoció a Picasso y su obra. A partir de allí pasó por una fase cubista bastante mediocre en cuanto a los contenidos plásticos, imita y no crea nada novedoso. Por ello es que no se conocen públicamente obras de este periodo.

Fue a partir de la aparición del surrealismo, y su inclusión en el movimiento, cuando Dalí se hizo famoso.

El episodio surrealista

El surrealismo es una de las tendencias más  conocidas de las llamadas vanguardias artísticas del siglo XX.

El episodio surrealista surge en 1924 en campo de la literatura con los experimentos poéticos de Andre Breton y Soupault, entre otros. Luego en 1928, con la presentación de El surrealismo y la pintura y en 1930 con Manifiesto del surrealismo, la tendencia se expandió a las artes plásticas.

El grupo de pintores tenía una idea de ir más allá de las apariencias de lo real para llegar al mundo de lo fantástico. El surrealismo es lo que esta mas allá y mas acá de lo real. Bajo estas premisas, fuertemente influenciadas por las teorías de Sigmund Freud, los artistas se sumergen en el estado surreal (estado de vigilia previo al dormirse) en donde se mezclan en la mente imágenes concientes y las inconscientes oníricas del sueño.

André Breton, padre del surrealismo, lo define “Automatismo psíquico puro”, ausencia de todo control ejercido por la razón y de toda preocupación estética y moral.

Los temas, tanto de las expresiones plásticas como las literarias, giran en torno a las mujeres, la sexualidad, los monstruos, las metamorfosis; ejecutados por medio del automatismo psíquico para hacer surgir imágenes y relatos de sueños. En la pintura se valieron con visiones hiperrealistas fantásticas, y técnicas como el collage y el ensamblaje daban la libertad suficiente para sus creaciones oníricas, irracionales.

Al prevalecer lo absurdo y abandonar el sentido común, manifestaron también una protesta mental, una “revolución”.

Algunos de de los integrantes de la constelación de pintores surrealistas fueron Rene Magritte, Max Ernst, Joan Miro, Marc Chagall, Giorgio  de Chirico,  y más adelante la influencia llega a Latinoamérica con representantes como el cubano Wifredo Lam y el chileno Roberto Matta.

Magia y fantasía en la obra de Dalí

Dalí: El Gran Masturbador
“El gran masturbador” (1929). Óleo sobre lienzo.
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

La obra de Dalí es la mas popular de todos los surrealistas y también la más fácil de asimilar. En  sus obras representa la mágica y fantasiosa confusión de los sueños. En algunas de sus obras recrea con fragmentos del mundo real combinados con  incoherencia y lo absurdo generando un mundo onírico.

Dalí es reiterativo en algunos temas, que podemos interpretar a través de su simbología recurrente. Podemos mencionar la aparición frecuente de mariposas (que representa lo efímero de la vida), los relojes deformados o derretidos (el misticismo y la eternidad), una especie de orquilla o muleta (que representa el apoyo que se necesita en el transcurso de la vida, retiene lo que se esta por caer), los cipreses y los caminos infinitos significan  la visión de la muerte lejana, los elefantes o jirafas u otros animales con patas excesivamente largas personifican las ansias de ascender. También su esposa Gala, fuente inagotable de su inspiración, la mujer, la sexualidad y los deseos reprimidos también forman parte de su repertorio.

Se valió de técnicas tradicionales como la pintura al óleo, pintado con exactitud. También trabajó con diferentes tipos de grabado, incursionó con efectos ópticos y realizó algunas esculturas. Sin ser el pintor más relevante del surrealismo, se convirtió en uno de los artistas más conocidos popularmente con sus pinturas de paisaje-sueño. Igualmente, con poca modestia dijo de sí mismo: “el surrealismo soy yo”.

Notas relacionadas:

Cursos de Historia del Arte

20/4/2009

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Artes Visuales
Kazimir Malevich Emilio Pettoruti Milo Lockett