Artes Visuales

NovedadesArchivo

Miró en el MNBA
Xul Solar
Censuran pintura de Mujica en Uruguay
 
Barcelona planea una nueva feria que se convierta en referente del sur de Europa

Palau de Congressos de Barcelona - Montjuic

Fira de Barcelona, institución que administra el Palacio de Congresos y todos los recintos feriales de la capital catalana, mantiene conversaciones con las principales galerías de la ciudad para diseñar un nuevo certamen que sea “un referente del sur de Europa”.

El gobierno autónomo de Cataluña está dispuesto a apoyar el proyecto “hasta el límite de nuestras posibilidades", según explicó su consejero de Cultura durante una reunión con galeristas en la que se entregaron varios premios a coleccionistas.

"Ahora es el momento. Si vosotros queréis, nosotros os acompañaremos”. Así de rotundo se mostró el consejero Joan Manuel Tresserras, en completa sintonía con el responsable de Cultura del ayuntamiento de la ciudad. Jordi Martí aseguró en el transcurso del mismo acto que "Barcelona necesita una gran feria de Arte" que no se limite a replicar modelos como el de ARCO u otras ferias ya existentes. Es por ello que se apunta la posibilidad de centrarse en el Arte actual de los países mediterráneos, que carece en estos momentos de un certamen periódico de verdadero prestigio.

El asunto fue tema de todas las conversaciones en la tercera edición de la Noche del Galerismo, reunión anual de los profesionales del sector en la que se agasaja a grandes coleccionistas con la presencia de representantes de todas las instituciones políticas que tienen sede en Barcelona. Una semana después de la clausura de ARCO en Madrid, muchos de los asistentes mostraron su acuerdo con la necesidad de crear una feria de arte contemporáneo "selectiva, internacional y de calidad” para “convertir a Barcelona en una ciudad de referencia", como explicaba Marc Domènech, presidente del Comité que decide el nombre de los premiados.

En el ambiente flotaba el convencimiento de que “éste es el mejor momento” para situar a Barcelona en el centro del circuito internacional, habida cuenta de la crisis que sufre ARCO. "No podemos permitirnos el lujo de dejar pasar esta oportunidad”, llegó a decir Domènech, aunque está por ver cómo se concreta el proyecto.

En Barcelona ya se frustraron varias tentativas de este tipo durante los últimos años. La desunión del sector hizo fracasar iniciativas como el Salón del Coleccionismo, Diálogos de Arte y Salón BART, que no lograron sobrevivir a “la tentación de los falsos protagonismos”. Es por eso que se insiste en la necesidad de unir fuerzas para “remar todos en la misma dirección”, como explican la mayoría de los galeristas cuando se les pregunta por lo sucedido.

Claro que no todos están de acuerdo con la necesidad de crear una nueva feria en Barcelona, precisamente ahora que la crisis económica amenaza la supervivencia de otros certámenes nacionales y extranjeros. Los más reticentes son los miembros de la Asociación de Galeristas Independientes de Cataluña, que consideran escasamente viable la posibilidad de atraer a grandes coleccionistas internacionales en un momento en que el calendario ferial aparece saturado con citas de auténtico interés.

Fuente: Arteselección

19/3/2010

Notas relacionadas:

Historia, arte y deporte en la montaña de Montjuïc

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Artes Visuales
Kazimir Malevich Emilio Pettoruti Milo Lockett