Cine

NovedadesArchivo

303
Peaky Blinders: La elegancia en la violencia
Truman, el preferido de Hollywood
 

Por Magalí Nieva
magalin@gmail.com

Philip Seymour Hoffman

Título original: Capote. Dirección: Bennett Miller. Protagonistas: Philip Seymour Hoffman, Catherine Keener, Clifton Collins Jr. y Chris Cooper. Guión: Dan Futterman. Música: Michael Danna. Producción: Dan Futterman, Phillip Seymour Hoffman, Kery Rock y Danny Rosett. Duración: 119 minutos. Estados Unidos, 2005.

En una línea: la vida de Truman Capote durante la investigación y escritura de su obra culmine “A sangre fría”. Este plot podría haberse filmado de mil maneras, pero lo que hace destacable al film, sin duda alguna, es la interpretación de Phillip Seymour Hoffman. Realmente brillante, deja al espectador estupefacto.

Capote fue un personaje excéntrico, al que le gustaba ir a fiestas con estrellas de Hollywood como Marilyn Monroe o Elizabeth Taylor. Tampoco ocultó sus preferencias sexuales, ni su modo amanerado y exasperante de hablar. Por todo esto, la interpretación del personaje no era fácil, así tampoco lidiar con el peso de una figura internacionalmente conocida.

Para poder recrear el ambiente construido en el film, es evidente que hubo un profundo estudio de su vida, personalidad, amistades, costumbres, vestuario y hasta de su casa. Desde los anteojos que usaba hasta el tic que tenia Capote, son muestras de que intentaron resucitarlo.

Sobre la historia del libro, quienes lo hemos leído, no descubrimos nada nuevo. Dos asesinos entran a la casa de una familia tradicional de Kansas buscando dinero y matan brutalmente a cuatro de los cinco integrantes.

Lo interesante del film es ver quién era Capote en los sesentas, una especie de figura de la farándula, que se reía de la tragedia. La gente de Holcolmb, Kansas lo recibió como tal, a pesar de que eran conservadores republicanos, en un lugar donde nunca ocurría nada excepcional.

Rescato una escena del film, que podría sintetizar el trabajo de investigación del escritor en ese apacible pueblo. Capote le comenta a Alvin Dewey (Chris Cooper), agente del FBI encargado de la investigación, que va intitular su libro “In cold blood” (A sangre fría). Este le contesta, si se debía a la manera en que fueron cometidos los crímenes, o por el modo en que Truman se había tomado la tragedia.

Así también es interesante como el personaje vive la cuestión moral, Capote decide pagarles los mejores abogados a los asesinos, pero lo hizo ¿para ayudarlos y que no los mataran en la horca, o para que pospongan la pena de muerte y poder seguir recabando información?

La relación que mantenía con uno de los asesinos, Perry Smith revela la verdadera historia de los marginados en los Estados Unidos. En esta memorable frase se hace evidente: "Es como si Perry y yo hubiésemos crecido en la misma casa. Y un día él salió por la puerta de atrás y yo por la de adelante".

El amor que los unía era una mezcla de fascinación y protección paternal. También el film dejar ver la amistad que tenía con la escritora Harper Lee (Catherine Keener), quien oficiaba de ayudante en la investigación. Capote era demasiado egocéntrico para aceptarla como una escritora éxitosa. Tampoco pudo tolerar que Lee ganara el Premio Pulitzer con el libro Matar a un ruiseñor logrando reconocimiento internacional, incluso en la gran pantalla.

La interpretación de Keener también es impactante y le permitió a Phillip Seymour Hoffman lograr un papel único por el que se podría ganar el Oscar. Capote tiene varias nominaciones y es una de las preferidas para llevarse la estatuilla a la Mejor Película.

2/3/2006

Notas relacionadas:

Infame: Más allá de Truman Capote

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Cine
Mika Kaurismaki Juan Pablo Domenech xxy