Cine

NovedadesArchivo

Peaky Blinders: La elegancia en la violencia

Leo Sbaraglia: un verano y dos estrenos

Bollywood

Elektra

Una más y contando

 

Por Jorge de Elizalde

Dirección: Rob Bowman. Elenco: Jennifer Garner (Elektra), Goran Visnjic (Mark), Will Yun Lee (Kirigi), Cary-Hiroyuki Tagawa (Roshi), Terence Stamp (Stick), Kirsten Prout (Abby), Natassia Malthe (Tifón Mary), Chris Ackerman (Tattoo), Bob Sapp (Stone), Edson Ribeiro (Kinkou). Duración: 89 min.

Elektra, Jennifer Garner Hay films cuyo valor cinematográfico es más interesante por su pertenencia a un género que por el film en sí. Ahora bien, puede ocurrir que el único aporte por parte de la película al género que pertenece sea simplemente cuantitativo: una más de superhéroes, etc. “Elektra” es una de esas películas, basada en el personaje homónimo creado por Frank Miller para el cómic “Daredevil” y que luego tuvo su propia línea.

En los últimos 10 años, más o menos, hubo un resurgimiento de los superhéroes de historietas en el cine. La principal característica de estos relatos es el uso de las imágenes generadas por computadora (CGI). Creo principalmente que esto se debe al hecho de que justamente las CGI se convirtieron en una herramienta accesible (para las producciones norteamericanas) y por lo tanto provocaron dicho resurgimiento. Estas películas tomadas en conjunto, se me ocurre que con el tiempo podrían ser comparadas a los seriales de “Flash Gordon”, de “Superman”, etc, en donde a partir de un recurso generalizado como la combinación de imágenes, logradas a partir del “croma”, se dio lugar a una gran cantidad de relatos fantásticos. Así mismo su calidad cinematográfica es rudimentaria y su importancia radica en ser un producto que da cuenta de los logros y las limitaciones, tecnológicas y económicas en un determinado tiempo y espacio, en este caso USA en los años 30 y 40, para llevar adelante dichos productos masivos.

Cuando digo resurgimiento no quiero decir que los relatos de superhéroes habían desaparecido, difícilmente un genero desaparezca por completo, y más probablemente se encuentre en una espera sostenida por films aislados hasta volver a revivir: “Superman” (1978 Richard Donner) y sus secuelas, “The Incredible Hulk” (“El increíble Hulk” la serie de TV así como los telefilms interpretados por el desaparecido Bill Bixby desde los 70 hasta 1990), “Batman” (1989 Tim Burton) y sus secuelas, dan cuenta de ello.

Tal vez podría tomar como modelo inicial de este resurgimiento a la película “Spawn” (1997 Mark A.Z. Dippé), personaje de Todd McFarlane. En el camino podemos mencionar unas cuantas: “Blade” (1998 Stephen Norrington) y sus secuelas, “Spiderman” (“El hombre araña” 2002 Sam Raimi) y su secuela, “Hulk” (2003 Ang Lee), “Daredevil” (2003 Mark Steven Johnson), “Catwoman” (“Gatubela” 2004 Pitof) “Hellboy” (2004 Guillermo del Toro), y un largo etc. (todas dejan la puerta abierta para futuras secuelas). Hay algo en común con todas estas películas y es la rapidez con que envejecen. Al ser un movimiento prácticamente surgido y basado en las posibilidades de aplicación de determinada tecnología, acarrea consigo también su limitación, y en cuanto dicha tecnología sea superada la película pasa a ser un objeto arqueológico. Son películas que probablemente consigan ser rescatadas como objetos de culto, tal vez, justamente por sus resultados precarios. Algunas de estas películas son, para mi gusto, muy decepcionantes, como “Hulk”, “Catwoman” o “Daredevil” y otras no tanto, como el primer “Blade” o “X men” (2002 Bryan Singer) y su secuela.

El caso de “Elektra” se encontraría en un punto intermedio, por lo que está destinada al olvido, pues a pesar de ser una mala película, no es lo suficientemente mala como para ser un objeto de culto, y es un producto que surge de todo este movimiento pero que no lleva en su seno la principal características de este: las CGI en exceso. En “Elektra” no hay escenas completamente generadas por computadores (como si es el caso de “Catwoman” o “Daredevil”). Las batallas con cables son muy inferiores a lo que uno podría esperar de una buena producción .Tal vez “Daredevil” sea un buen ejemplo de lo desastroso que puede resultar la mala utilización de estos recursos, lejos de los impactantes logros en films como “Héroe” (“Ying xiong” 2002 Yimou Zhang) o la superior “La casa de las dagas voladoras” (“Shi main mai fu” 2004 Yimou Zhang). No hay nada en “Elektra” que nos permita rescatarla del aluvión de películas de superhéroes. Sus coreografías son toscas, no parece haber un criterio definido para llevar adelante las escenas así como tampoco se logra darle peso a los personajes. Por ejemplo la banda formada por el malvado Kirigi es visualmente imponente y uno puede esperar una gran batalla de estos personajes. Sin embargo son rápidamente destruidos. Un problema con este tipo de películas es la mala presentación de lo poderes de los personajes: se hace tanto hincapié en el superpoder, en lo invencible que es cada uno, que luego la forma en que son vencidos se vuelve totalmente inverosímil. Y esto termina afectando considerablemente a la narrativa del film. Con respecto al peso de los personajes, creo que viene al caso mencionar y recomendar la película de M. Night Shyamalan “Unbreakable” (“El protegido” 2000). Allí hay un enfoque sobre los superhéroes y el descubrimiento de sus poderes muy interesante, así como de la dificultad que implica aceptar dicha condición.

Como para mostrar la punta del ovillo en el que se encuentran estas y otras películas le paso estos datos (que no pretenden ser exhaustivos) sobre los responsables de “Elektra”. Rob Bowman, el director, es conocido por su trabajo en “The X files” (“Los expedientes X”), tanto la película, como varios de los capítulos para la TV. Su anterior film fue “Reign of Fire” (“El reinado del fuego” 2002), con resultados menores. Mark Steven Johnson, responsable de los personajes y de la producción ejecutiva, es el mismo que se encargó de escribir y dirigir “Daredevil”. A su vez uno de los guionistas, Zak Penn, fue co-responsable del guión de “X Men 2” (2003 Bryan Singer). Frank Miller, es un reconocido artista del noveno arte y es responsable del personaje de historieta Elektra, así como del comic “Sin city” (que pronto veremos en la gran pantalla) y fue el coguionista de “Robocop II” (1990 Irvin Kershner) y “Robocop III” (1993 Fred Dekker). Stan Lee, uno de los productores ejecutivos de “Elektra”, otro grande del comic, es uno de los responsables máximos, junto a Jack Kirby, de MARVEL, la línea de comics que tiene entre sus personajes a Spiderman, Hulk, The fantastic 4 (“Los cuatro fantásticos”, también con pronto estreno en el cine), Daredevil, etc.

Vemos así que existe un gran entramado, que permite tomar a estos films desde distintos focos interesantes, a pesar de ser películas que pronto podremos caracterizar como “baratas”, salvando algunas excepciones.

25/02/2005

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Cine
The Young Karl Marx Juan Pablo Domenech xxy