Cine

NovedadesArchivo

303
Peaky Blinders: La elegancia en la violencia

Ghost Rider: el vengador fantasma

Quema la cabeza

 

Por Juan Finn
finnjuan@yahoo.com.ar

Ghost Rider

Título Original: Ghost Rider. Dirección: Mark Steven Johnson. Guión: Shane Salerno, Mark Steven Johnson, David S. Goyer, Jonathan Hensleigh. Producción: Avi Arad, Steven Paul, Michael De Luca y Gary Foster. Música: Christopher Young. Intérpretes: Nicolas Cage, Eva Mendes, Wes Bentley, Sam Elliott, Peter Fonda, Donal Logue. Duración: 114 minutos. País: Estados Unidos. Año: 2007.

Una de las más asombras historias del fantástico universo creado por Marvel Comics es pobremente adaptada al cine en "Ghost Rider: el vengador fantasma". Muy lejos de mejores y más logradas versiones cinematográficas de otros comics (Spider-man, Batman, Hellboy) Mark Steven Johnson vuelve a defraudar, como ya lo hizo antes con Daredevil, entregando una lamentable versión de otro personaje de la misma franquicia de superhéroes.

Ghost Rider es un infernal anti-héroe, de cadavérica cabeza en llamas que maneja una igualmente flamígera motocicleta, que lucha contra el mismo Mefistófeles con el propio poder que éste le otorgó. El film presenta todo esto desde una mirada naïf, y una sucesión de cursilerías y diálogos pomposos que le restan muchísimo al argumento principal. Quizás por tratarse de la adaptación de un comic, el director considero que este tipo de diálogos y miradas podrían ser apropiados para este tipo de historias, pero ciertamente lo que se consigue es diluir la imagen truculenta con la que el film podría haber ganado fuerza visual y narrativa.

La película esta basada en el personaje que para Marvel Comics crearon Roy Thomas y Gary Friedrich junto al dibujante Mike Ploog en 1972, inspirado en un personaje que en 1949 creara el guionista Ray Krank y el dibujante Dick Ayers. El film narra la historia de Johnny Blaze (un inexpresivo Nicolas Cage) quien realiza un pacto con Mefistófeles (pulcra actuación de Peter Henry Fonda) para curar el cáncer de su padre (intrascendente interpretación de Brett Cullen), quien finalmente muere realizando una acrobacia en motocicleta para el show que ambos protagonizaban.

Desvastado por la muerte de su progenitor y por las consecuencias que aún no se le presentan respecto de su pacto satánico, Blaze abandona a su novia (Eva Mendes le pone cuerpo a esta figurita decorativa) y crece en solitario como un fabuloso y torturado motociclista que día a día pone en riesgo su vida en los shows que presenta. Finalmente el diablo pasa a cobrar, Johnny es transformado en Ghost Rider para defender al Amo del Averno de unos demonios renegados.

“Ghost Rider: el vengador fantasma” presenta escenas entretenidas pero son las de menos. Es llamativo el personaje principal y la dinámica que tiene en cámara: la motocicleta en llamas recorriendo centellante la ciudad, derritiendo parquímetros y arando el asfalto. Pero cuando el cadavérico rostro flamígero de Ghost Rider le cede lugar a las pantomimas interpretativas de Nicolas Cage o cuando se hace hablar al personaje como un robot leyendo sus propias instrucciones de uso (“you guilty” exclama en sentencia), se generan risibles momentos involuntarios, que hacen de este un film más que fantasioso, fantasma.

14/3/2007

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Cine
Mika Kaurismaki Juan Pablo Domenech xxy