Cine

NovedadesArchivo

Peaky Blinders: La elegancia en la violencia

Leo Sbaraglia: un verano y dos estrenos

Bollywood
Hostel: Parte 2

Horror que enmudece

 

Por Juan Finn
finnjuan@yahoo.com.ar

Bijou Phillips

Título original: Hostel: Part II. Dirección y Guión: Eli Roth. Producción: Scott Spiegel, Boaz Yakin, Quentin Tarantino. Música: Nathan Barr. Intérpretes: Lauren German, Roger Bart, Heather Matarazzo, Bijou Phillips, Richard Burgi, Vera Jordanova, Milan Knazko, Stanislav Ianevski. Duración: 93 minutos. País: Estados Unidos. Año: 2007.

Bajo el padrinazgo de Quentin Tarantino, Eli Roth vuelve a presentar su morbosa visión de los placeres ocultos de una elite rica y siniestra. "Hostel: parte 2" es un muestrario nada sutil de cómo la posibilidad de actuar en libertad y sin justicia despierta lo más descarnado de la bajeza humana.

Eli Roth apoya su propuesta en exacerbadas mutilaciones, marcadamente macabras, que por momentos son tan exageradas que provocan risa. El film continua la línea argumental de su primera parte, cerrando aquella historia. Para esta continuación se agregaron protagonismos femeninos y el punto de vista de dos asesinos de la Elite Hunting. Así se revelan algunos misterios sobre la siniestra organización, puntos argumentales que no quedaban claros en la primera parte.

Algunas escenas recuerdan a otros films de horror, algo que puede verse como un homenaje o simplemente falta de imaginación. Cosa que se agradece de todas formas, es bueno saber que no hay tantas maneras de representar horrorosas muertes o que por lo menos los realizadores no tuvieron la mente tan enferma como para ponerse a pensarlas.

El guión es una pobre excusa para mostrar un autentico baño de sangre, donde se luce tanto la experimentada actriz Edwige Fenech como Heather Matarazzo. El resto de las tortuosas imágenes de flagelaciones son cuanto mucho lamentables y la linealidad del film permite anticipar desde un principio su final.

La película puede herir la sensibilidad de aquellos espectadores no acostumbrados a los films sostenidos en pésimos guiones. Pero seguramente no defraudará a aquel público dispuesto a creer que una joven estudiante de unos cincuenta kilos puede asestar un golpe rápido, hábil y fuerte con una antigua hacha de combate bicéfala, de unos quince kilos, al cuello de una mujer, cercenándole la cabeza y haciéndola rodar por tierra antes que el cuerpo caiga.

11/6/2007

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Cine
The Young Karl Marx Juan Pablo Domenech xxy