Cine

NovedadesArchivo

Peaky Blinders: La elegancia en la violencia

Leo Sbaraglia: un verano y dos estrenos

Bollywood

Un Plan Brillante

La venganza es un plato que se sirve bien frío

 

Por Michel Emiliano Nieva
powdered1988@hotmail.com

Demi Moore

Título original: Flawless Dirección: Michael Radford. Intérpretes: Demi Moore, Michael Caine, Lambert Wilson, Nathaniel Parker, Shaughan Seymour, Nicholas Jones, David Barras, Joss Ackland. País: Inglaterra, Luxemburgo. Año: 2007. Duración: 108 minutos.

Con la dirección de Michael Radford (El mercader de Venecia, El cartero, 1984), la musicalización de Stephen Warbeck (ganador del Oscar a Mejor Música por Shakespeare In Love) y las actuaciones estelares de Michael Caine y Demi Moore, Un plan brillante  se presenta como el estreno fuerte y pochoclero de la semana. En ese sentido no defrauda al espectador: se trata de otro entretenido aunque irrelevante thriller hollywoodense que no aburre en ningún momento.

La película narra una historia dentro de otra historia: una periodista de un ciclo televisivo llamado “Mujeres Pioneras” entrevista a Laura Quinn (Demi Moore) para que le relate su hazaña en el mundo machista de Londres de los sesenta: ser la única ejecutiva mujer del mundo. De una manera totalmente inverosímil este reportaje motiva la oportunidad para que Laura Quinn le confiese a la entrevistadora su secreto mejor guardado: el robo maestro que pergeñó a Lon Di, la empresa de diamantes donde trabajaba, y del cual salió completamente indemne.

Laura Quinn, a pesar de ser la ejecutiva más brillante de la empresa, sufre de discriminación sexual por tratarse de la única mujer del personal y eso le causa la pérdida de aumentos y ascensos genuinamente merecidos. En ese contexto, un simple empleado de limpieza nocturno, el Sr. Hobbs (interpretado por Michael Caine) le revela un secreto aterrador: será injustamente despedida por mezquinos intereses políticos. Y en medio de las conversaciones en las que el Sr. Hobbs le explica esta desgracia, le propone un plan no menos impactante: robar la fortuna de Lon Di, la más inmensa del planeta. Entre ambos, Laura Quinn como consecuencia del despido y el Sr. Hobbs por razones en principio ocultas, iniciarán la venganza más terrible para fundir a la millonaria empresa.

El film se centra principalmente en la minuciosa descripción de este atraco, que logra por momentos una intensidad y un nerviosismo notables, pero que no se salen del típico libreto estereotipado de complejas intrigas de suspense a lo Misión Imposible de Brian de Palma o North by Northwest de Alfred Hitchock (estos dos sin embargo emblemas del género de los cuales se disparan, como Un Plan Brillante, el resto de los plagios) por lo que el argumento y la presentación del mismo, si bien por momentos bastante elegantes, no impresionan ni sorprenden al espectador.

Se puede elogiar de la película la impecable ambientación hasta en el mínimo detalle del Londres de los sesenta, y la dirección de Michael Radford, como suele suceder,  buena. La música quizá sea lo más destacable puesto que ayuda a imbuir a la historia del suspenso para el que el guión, pésimo, es insuficiente. Respecto del libreto, se nota que Edward Anderson, el guionista, ideó solo un ingenioso plan criminal que, a la hora de insertarlo en una historia completa, lo conectó torpemente y sin mucha pericia, dando de resultado un mediocre argumento. El final del film hará reír a más de uno por lo inconexo e incoherentemente melodramático que resulta.

Un plan brillante es una película bien hecha pero predecible y corriente, para ir a ver con pochoclos y no pensar demasiado en sus desajustes.

29/10/2008

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Cine
The Young Karl Marx Juan Pablo Domenech xxy