Cine

NovedadesArchivo

Peaky Blinders: La elegancia en la violencia

Leo Sbaraglia: un verano y dos estrenos

Bollywood

Sombras Tenebrosas

Tim Burton, eternamente lúgubre

 

Por Martín Pérez Antelaf

 Johnny Depp - Sombras tenebrosas

Director: Tim Burton. Actores: Johnny Depp, Helena Bonham Carter, Michelle Pfeiffer, Eva Green. Género: Comedia. Duración: 112 minutos. Calificación: P13. Distribuidora: Warner Bros.

El tópico vampiresco cae como anillo al dedo al director Tim Burton, que en “Sombras Tenebrosas” se nutre de un elenco de lujo para un film que entretiene, hace buen uso del humor inter temporal, sátiro, aunque queda lejos de sus mejores films.

El mundo de Burton se divide en dos: la oscuridad y el color extremo. En “El joven manos de tijera” (Edward Scissorhands, de 1990), vemos al ahora chupa sangre Johnny Depp como el más sombrío ser, arrojado a un mundo que contrasta con él y, sin embargo, lo convierte en un ser enternecedor. En “Sombras…” Barnabas Collins es un empresario devenido vampiro pero, en su inmortalidad, es apresado bajo tierra durante dos siglos (“196 años” dirá su captora, la malvada bruja que personifica la brutalmente bella Eva Green). Sí: no es original que Burton vuelva a hacer lo que comentó le gustaba: hacer feo a alguien apuesto como es su actor fetiche, Depp.

Quizás no sea original la película, ya que está estrictamente realizada sobre una serie inglesa “Dark Shadows”. El guión carece de cierta contundencia que poseen otros dirigidos o escritos por Burton. Pero uno no puede dejar de sentir cierta sensación hilarante al ver una película emerger de entre las últimas comedias, frutos de hiperbolizar “Loco por Mary”, y de ver el trato aggiornado que se les da a los vampiros, empezando por la zaga “Crepúsculo”. El film termina siendo original en muchos aspectos en medio de un desierto estético, a nivel hollywoodense.

El reparto de la película lo terminan por conformar la notoria Michelle Pfeiffier, eficaz y radiante, como la madre de la familia donde cae la cual pertenece el vampiro; Chloe Moretz, en el rol de hija de Pfeiffer, exagerando su adolescencia; Helena Bonham Carter, que es a las películas de Burton lo que Charlie Watts a los Rolling Stones: cumple pero no deslumbra; y el resto… Mención para el talentoso Jackie Earle Haley en el papel de sirviente de Depp. Haley personificó a Freddy Krueger en la última remake del villano y bien podría ser un sólido Nosferatu: sus facciones y sus cualidades actorales son de lo más sólido en la película.

Hay pequeñas rarezas, guiños como el inmortal Christopher Lee, quien supo personificar un recordado “Drácula”, como capitán de barco e hipnotizado por Depp; o la participación de Alice Cooper, cuya presencia permite una serie de diálogos al respecto, logrados y de un humor perdido entre tanta flatulencia, vómito o coito fallido híper parodiado del cine norteamericano.

La película termina siendo un buen entretenimiento, la dirección de Burton le da su sello innegable, creando el ambiente preciso para el desarrollo de una comedia lúgubre. La trama, si bien busca giros con flashbacks, no es sorpresiva, así como el guión cumple con lo pactado. Una película para ver sin preconceptos.

4/7/2012

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Cine
The Young Karl Marx Juan Pablo Domenech xxy