Cine

NovedadesArchivo

303
Peaky Blinders: La elegancia en la violencia

Splice

Un Frankestein no tan previsible

 
Por Michel Nieva
powdered1988@hotmail.com

Splice

Título original: Splice. Dirección: Vincenzo Natali. Guión: Vincenzo Natali, Antoinette Terry Bryant, Doug Taylor. Intérpretes: Adrien Brody, Sarah Polley, Delphine Chanéac, David Hewlett. Duración: 100 minutos. País: Canadá-EEUU-Francia. Año: 2010.

Si nos dicen que el argumento de una película, como en Splice, se resume en dos científicos locos que engendran una criatura mezcla de humano, pájaro, anfibio y vaca, probablemente supongamos que su efecto buscado será el humor bizarro o el terror clase B. Pero el mérito de Splice consiste en que, gracias a un presupuesto muy alto y a actores de calidad, el tema tan trillado de Frankestein toma por momentos aspectos novedosos o al menos no tan previsibles.

Una pareja de genetistas, Clive (Adrien Brody), y Elsa (Sarah Polley), trabaja en un laboratorio combinando ADN a fin de mejorar especies vacunas y multiplicar así las ganancias del sector agrario. Pero, cansados de esta labor mercenaria, deciden experimentar la creación de un híbrido entre humano y otras especies, con el poco claro objetivo de revolucionar la medicina y curar enfermedades extrañas. De esa manera, mientras crean y preservan clandestinamente a esa criatura, al espectador se le instala la sensación de que en algún momento ocurrirá una catástrofe, y la virtud de la película se encuentra en mantener el suspenso de ese desastre hasta el final.

La excelente actuación de Delphine Chanéac, quien interpreta a Dren, el monstruo, realmente salva la película, y ayuda a reforzar uno de los hilos más intensos del argumento: el dolor existencial del deforme humanoide, que está condenado a poder pensar, y a darse cuenta de su situación inusual y terrible. Esa situación inusual y terrible, por momentos, evoca a El hombre elefante, y a la estética de algunas obras de Cronenberg.

Splice es una película pochoclera que no defrauda ni aburre, y logra retomar un tópico clásico del cine (y de la literatura), sin arruinarlo ni arruinarse.

24/2/2011

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Cine
Mika Kaurismaki Juan Pablo Domenech xxy