Cine

NovedadesArchivo

303
Peaky Blinders: La elegancia en la violencia

El Aviador

Aires de grandeza

 

Por Carla Masmun

(“The Aviator”, EEUU, 2004). Dirección: Martin Scorsese. Guión: John Logan. Producción: Michael Mann, Sandy Climan, Graham King y Charles Evans Jr. Música: Howard Shore. Fotografía: Robert Richardson. Montaje: Thelma Schoonmaker. Diseño de producción: Dante Ferretti. Vestuario: Sandy Powell. Elenco: Leonardo DiCaprio, Cate Blanchett, Kate Beckinsale, Alec Baldwin, John C. Reilly, Alan Alda, Ian Holm, Danny Huston, Gwen Stefani, Jude Law, Adam Scott, Willem Dafoe Duración: 169 minutos.

Leonardo DiCaprioDespués de “Pandillas de Nueva York”, Martin Scorsese presenta “El aviador”, film que relata la vida de Howard Hughes entre los años 1928 y 1948, cuando el magnate volvió al mundo del cine con la compra de los estudios R.K.O. El film encuentra a Hughes luego de haber heredado la fortuna de su padre, en la conflictiva filmación de “Hell’s Angels”, primer éxito como director del personaje. A partir de allí se retrata su pasión por el cine y por la aviación, así como su relación con estrellas como Katherine Hepburn, Ava Gardner y Faith Domergue. Cine, aviación, estrellas: tres elementos que arrancan al hombre de la tierra, que permiten soñar.

Al modo de Rosebud, la palabra que dirigía la investigación en “El ciudadano” de Orson Welles, Scorsese ofrece otra palabra: Cuarentena, sobre la que articula un relato casi sin fracturas en el orden temporal. Si en “El ciudadano” Rosebud aludía a una infancia feliz de la que el protagonista es arrancado súbitamente, en “El aviador” la palabra es su condena. Como dice su madre “No estás seguro”.

Emulando nuevamente a Welles, Scorsese postula la imposibilidad de conocer en forma total a Howard Hughes, no ya por la reconstrucción a partir de las voces de otros sino a través de planos que niegan el rostro en momentos importantes de la historia, con una cámara que se ubica detrás del personaje. Sin embargo, el relato de Scorsese construye al personaje como una suerte de visionario cuya genialidad lo acerca a la locura, evitando detenerse en posibles ambigüedades.

Como ocurre en casi toda su filmografía (“La edad de la inocencia” o “Pandillas de Nueva York”, entre otras), la reconstrucción de época es excelente, destacando en especial la atmósfera del Cocoanut Grove en los años treinta. A esto contribuye el diseño de producción de Dante Ferreti y la fotografía de Robert Richardson creando una imagen luminosa que, como la trama, se oscurece gradualmente, acentuando los colores fríos hacia la mitad del film. Las escenas de aviación de “Hell’s Angels” y el accidente en Beverly Hills agregan espectacularidad a un film que a pesar de todo no alcanza a las mejores obras del director.

Leonardo DiCaprio, nuevo alter ego de Scorsese con quien ya filmó “Pandillas…” y preparan “The Departed”, ofrece una excelente actuación expresando con gestos mínimos y miradas la psicología del personaje. Cate Blanchett crea una lograda Katherine Hepburn, imitando los tonos y la forma de hablar y moverse de la gran actriz, mientras que Kate Beckinsale ofrece una desabrida Ava Gardner, con quien sólo comparte la belleza. Mucho mejor es la labor de los “malos” Alec Baldwin y en especial, Alan Alda en un personaje despreciable.

“El aviador” es una obra compleja y entretenida que sabe explotar su carácter de espectáculo. Tal vez esto último explique las 11 nominaciones a los premios Oscar, aún cuando queda la duda sobre si esta vez, finalmente, se premiará a su creador.

25/02/2005

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Cine
Mika Kaurismaki Juan Pablo Domenech xxy