Discos

NovedadesArchivo

50 Cent - "Get rich or die tryin’"
50 Cent - "Get rich or die tryin’"
 

 

Por Mariano García
@solesdigital

Sello: Shady / Aftermath / Interscope. Género: Hip Hop. Duración: 65’11’’. Cantidad de temas: 15. Productores: Eminem y Dr. Dre.

Nuevo fenómeno de ventas en un género que ha cambiado drásticamente en los últimos años. ¿Qué ha sucedido para que en un género marcadamente afroamericano, se promocione al nuevo gran rapper como “la nueva esperanza negra”?

Ha pasado Eminem, el rubiecito apadrinado por Dr. Dre que, como si fuese el Elvis Presley del hip hop, tomó lo mejor de la música de los sectores marginales negros y lo convirtió en un gran éxito comercial; primero para las clases medias blancas norteamericanas, y luego para el público global. Por esas idas y venidas de la industria musical, el ahora millonario Marshall Mathers (alias Eminem) ha pasado a la producción de discos con un sello propio (Shady Records), y como un Rey Midas del rap, lo primero que ha tocado se convirtió en oro. Es así como debuta este novel rapper conocido como 50 Cent, con su primer disco en el mercado, y nada menos que bajo el ala de los dos hombres fuertes del género: Eminem y Dr. Dre.

Los antecedentes (incluso penales) de esta nueva figura del hip hop responde a todos los estereotipos que puedan listarse: infancia pobre, juventud delictiva, pasado de narcotraficante e incluso el “privilegio” de haber sido baleado en la calle. Las letras y tópicos de su disco debut, como anticipa el título (“hazte rico o muere en el intento”), repiten todos y cada uno de esos temas infaltables en el sentido común del rap, que se pueden resumir en: armas/drogas/dinero.

Y de eso se trata el éxito comercial, en última instancia: responder a los estereotipos, siempre y cuando el estereotipo no se agote. Cuando se agota, es necesario uno nuevo, y ahí el éxito comercial pasa a ser la novedad. 50 Cent retoma lo más trillado del “gansta rap”, que ya hace diez años ofreció su punto de ebullición. La novedad, entonces, parece ser apenas que este joven conflictivo llega de la mano del archipopular Eminem, lo cual le da cierta legitimidad y crédito.

En lo musical, el disco no deja de ser interesante, sobre todo el corte de difusión “In da club”. Los beats son siempre efectivos, el estilo vocal de 50 Cent es pegadizo y entretenido. El resto, queda en manos de la maquinaria de publicidad, y el resultado es el nuevo “chico de oro” del rap.

Notas relacionadas:

Chingy: Hoodstar

www.solesdigital.com.ar

 

Lo más visto de Discos
Hilda Lizarazu Mocheeba Tribalistas