Discos

NovedadesArchivo

La Chancha, “Ya somos grandes”.

Como si fuera la primera vez

 

 

Por Sergio Visciglia
svisciglia@hotmail.com

La Chancha - Ya somos grandes

La Chancha es una histórica banda uruguaya que presenta en Argentina su nuevo álbum, una regrabación de viejas canciones propias de los años ´80 y principios de los ´90. Bajo una base punk, el trío también coquetea de a ratos con otros estilos y demuestra el potencial de sus letras irónicas y burlonas, que mezclan oscuridad y diversión en un mismo concepto.

“Imprescindible!!”. Así comienza en la contratapa del envase del nuevo disco de los uruguayos de La Chancha, una sugerencia de crítica para revista rollingstone o similar. Pero como en estas páginas cibernéticas no se está ni cerca de tales medios gráficos, no se copiará la irónica sugerencia en su totalidad y se desmenuzarán a criterio subjetivo las treces canciones que engloban este nuevo disco de esta banda uruguaya.

En el primer disco editado en Argentina por Barca Discos, la banda reversiona viejas canciones grabadas en sus comienzos, cuando su nombre era La Chancha Francisca. Es así, este grupo no hace música parecida a No Te Va Gustar o La Vela Puerca, tiene más de veinte años de trayectoria, y es una de los pocos sobrevivientes de la movida rockera uruguaya de los años ´80. Históricamente planteando ideales de independencia y de repudio al sistema del rock, la banda trae a la actualidad canciones nacidas en otro tiempos, con una lírica que llevaba a su máxima expresión la ironía (y a veces no tanto), el humor, las burlas, y que comenzaba también a apuntalar críticas al sistema social que luego se convirtieron en una típica marca del trío, como se puede apreciar en la producción previa, “La felicidad te necesita estúpido” (2005).

“Ya somos grandes” entonces ofrece la base rockera con algunas reminiscencias al punk que caracteriza a La Chancha, y comienza con “El tesoro” y luego se llena de furia con “Una enfermera”. Pero enseguida la cosa baja un cambio, y “12 PM” es una preciosa balada con una extraña historia de amor. El formato canción muestra su presencia aquí, como así también en “Cuando se seque la pista”, y es en estos momentos donde se luce más la banda y por donde reposan con más fuerza sus actuales interpretaciones.

Las relaciones personales rodean a todo el disco, y diferentes situaciones se transforman en canciones apostando a letras con las características anteriormente citadas. Entonces temas como “La guacha del aviso” se recomiendan no escucharlos con la abuela: “…Te voy a hacer pagar todo lo que tuve que esperar/te voy a hacer gozar como a una vaca puta/te voy a echar un polvo que te llegue hasta la nuca…”.

Con un poco más de tacto, “Con él” (“Quedé muy sorprendido al encontrarme a tu marido debajo de mi cama usando mi propio pijama/me estás engañando con él…”) y “Me estoy duchando” (“…empiezo a alucinar que soy un tenor/soy Plácido Domingo en el teatro Colón/canto tan bien, tan potente es mi garganta/que tiro los muros de mi propia casa/y me quedo parado en el medio de un baldío/me estoy duchando cagado de frío”), terminan por ejemplificar la divertida poesía de aquellos tiempos, comandada por el cantante y guitarrista Juan Bervejillo. Pero el mejor momento sin dudas lo ofrece el rock “El camello”, y la historia de amor y sexo entre el hombre y su compañero hembra del desierto que dan como resultado un hijo jorobado.

Algunos coqueteos más con el rocanrol aparecen en “Un graffiti en el baño”, y también ciertos preámbulos de lo que luego se convirtió en arma principal de La Chancha, como es el disconforme tema “Basta de chupete”.

La base formada por Alejandro Nari en bajo, y Yanny Ippoliti en batería (también encargado del diseño visual del disco, donde una lupa acompaña al material), completa un firme y ajustado trío que vale la pena, y mucho, verlo en vivo en algunas de sus visitas que siempre tienen por Buenos Aires varias veces por año. Sin dudas una banda poco escarbada aquí en Argentina, que en “Ya somos grandes” regala los resabios de sus primeros pasos pero con toda la polenta de su música actual, con interesantes y divertidas letras que aparecen como un germen de la potencia y excelencia que hoy día tienen las composiciones de la banda.

9/2/2009

Notas relacionadas:

Informe especial: Rock uruguayo

www.solesdigital.com.ar

 

Lo más visto de Discos
Hilda Lizarazu Mocheeba Tribalistas