Discos

NovedadesArchivo

Chris Cornell – Scream

De mal en peor

Chris Cornell - Scream
 

 

Por Mariano García
@solesdigital

Sello: Universal Music / Interscope. Género: Pop Electrónico. Duración: 64:00. Cantidad de temas: 13. Músicos: Chris Cornell (voz) Timbaland y Jerome Harmond (todos los instrumentos). Año 2009.

Desde la portada y la gráfica del nuevo CD de Chris Cornell se sospecha que algo puede andar mal. La actitud 100% rockera de destrozar una guitarra contra el piso, va tomando un carácter literal al advertir que el productor y cerebro detrás del nuevo álbum es Timbaland, hacedor de hits pasajeros de artistas tan poco rockeros como Aaliyah, Jay-Z, Justin Timberlake, Ludacris, Nelly Furtado, Rihanna, Ashlee Simpson, Björk y Madonna.

Los temores se agravan al advertir que los músicos han sido reemplazados por el Pro Tools (el Photoshop de la música), y los instrumentos apenas si son una decoración adicional dentro de la abrumadora ingeniería de sonido que envuelve a la otrora cruda voz de Cornell. ¿Es el mismo Chris Cornell que a fines de 2007 demostró en Buenos Aires ser uno de los grandes cantantes de rock de la actualidad? Cuesta creerlo, parece mentira que el que suena en Scream sea el mismo que demostró hace poco más de un año lo bien que puede seguir interpretando sus canciones de Soundgarden y Audioslave.

Ya desde el track inicial, todo lo malo que se podría presuponer del disco se confirma segundo a segundo. Un pop electrónico sintético, sin vida, completamente alejado del sonido visceral y profundo característico del mejor Cornell. La presencia como voz invitada de Justin Timberlake en “Take Me Alive” es un indicio del rumbo comercial que ha decidido emprender (seguramente sin éxito) quien supo ser un icono del grunge de los 90.

Por suerte, todavía nos quedan aquellos gloriosos discos de Soungarden. Aún hoy se puede poner a todo volumen Superunknown, y hará temblar el piso como la primera vez. O escuchar su emprendimiento solista debut, Euphoria Morning, y comprobar que sigue emocionando, al igual que el dueto junto a Eddie Vedder (de Pearl Jam)  en Temple of the Dog.

Ya con Audioslave, algo parece estar mal. La energía arrolladora con la que supo reinventarse junto a los músicos de Rage Against The Machine, parece disolverse con el tiempo. Y con Scream, difícilmente sus seguidores puedan aguantar desde el principio, y no presionar la tecla Stop antes de que el CD finalice.

Notas relacionadas:

Chris Cornell, "Higher Truth": Una derrota en la Guerra del Volumen

Chris Cornell: Suban el volumen

Audioslave

www.solesdigital.com.ar

 

Lo más visto de Discos
Hilda Lizarazu Mocheeba Tribalistas