Discos

NovedadesArchivo

Eagles of Death Metal – Zipper Down

Resurrección y lujuria

 

 

Por Julián Melone
julianyelotro@gmail.com

Sello: T-Boy Records; Universal Music Género: Garage-Rock. Temas: 11. Año: 2015. Integrantes: Josh Homme & Jesse Hughes (voces, coros, guitarras, bajos, baterías, percusión y piano)     

Por pura casualidad, en menos de un mes los tres héroes modernos del rock sacan un disco de garage-rock con sus proyectos paralelos. Jack White con the Dead Weather, Josh Homme con Eagles of Death Metal y Omar Rodriguez-Lopez con Le Butcherettes. El disco de Dead Weather (“Dodge and Burn”) es oscuro y poderoso, pero resulta monótono y difícil de escuchar de corrido; y si bien el de Le Butcherettes (“Raw Youth”) es el más interesante de los tres, nunca puede hacer pie firme en ninguna dinámica y deja sabor a poco. Por ende, es Zipper Down quien tiene la cabeza más en alto gracias a la creatividad de Homme.

No es porque sea un gran disco, pero es de lo más agradable que viene ocurriendo en lo que va del año. Después de enfrentar la muerte y reencontrarse con la vida, Josh Homme ha desarrollado una gran habilidad en componer melodías y armonías, lo que (al parecer) se ha transformado en su punta de lanza; y si bien en “Zipper Down” no resalta su habilidad de combinarlo con la suciedad sonora tal como lo hace históricamente en Queens of The Stone Age, la placa se ve beneficiada con sus aportes.
Sin embargo, la interpretación principal se la debemos a Jesse Hughes, que con histrionismo y libidinosidad lleva adelante la identidad de las canciones. Ambas voces trabajan cómodas en conjunto, así que el escucha atento puede llevarse una buena lección de funciones vocales en la canción. Así es como Complexity suena a Beat It de Mickael Jackson pero de buena manera, no como un robo sino como alumno que toma del maestro: un equilibrio muy frágil pero notorio, ya que todo lo demás está impregnado de la identidad de la banda (no es exagerado decir que cualquiera puede confundir el bajo con un instrumento de viento) haciendo el mejor momento del disco. Y en carácter de menos fusión, en Silverlake podemos ver como ambos personajes toman la posta de sus distintos estilos al ritmo de un groove oscuro.

 

La placa transcurre sin sobresaltos, mas sabiendo que comienza con su momento más alto. Sin embargo los tempos veloces se encuentran a la orden del día para no bajar el acelerador, como en el hitero Got a Woman (otra canción que junto con Got the Power dan cuenta del gran dúo vocal que conforman) que incluso tiene su propio bis más adelante. Y también es por eso que canciones como el pesado y sensual Skin-Tight Boogie (aunque todas las canciones están teñidas de lujuria y bien pueden musicalizar numerosos stripteases) o The Deuce (con el sonido intencionalmente desafinado de los ’60) se destacan en el catálogo.

El disco es corto, y eso es una virtud. Suena a una virtud extraña sobre la cual enfatizar, pero es una de las ventajas de ser una banda que conoce sus limitaciones: Zipper Down es suficiente para estar satisfecho y aún así quedarse con un ganas de un poco más. No se destaca ninguna base de bajo, batería o algún solo de guitarra en particular (e incluso podemos decir que los riffs despiertan la paradoja de ser tan agradables que hasta pueden resultar olvidables). Se trata de un puñado de canciones sin puntos bajos que permiten pasar una media hora muy entretenida. Y se trasluce fácilmente que Homme y Hughes lo hicieron para divertirse.

5/10/2015

www.solesdigital.com.ar

 

Lo más visto de Discos
Hilda Lizarazu Mocheeba Tribalistas