Discos

NovedadesArchivo

Funkadelic - First Ya Gotta Shake the Gate

Los peligros de la vanguardia

 

 

Por Julián Melone
julianyelotro@gmail.com

Sello: The C Kunspyruhzy. Año: 2014. Género: Funk, Tecno, Pop, Hip-hop. Tracks: 33 (Cd 1, 11 // Cd 2, 12 // Cd 3, 10). Integrantes: George Clinton, Belita Woods, Garry Shider, Garrett Shider, Kendra Foster, Steve Boyd, Robert 'P-Nut' Johnson, El DeBarge, Tracey Lewis, Tonysha Nelson, Patavian Lewis, Sidney Barnes, Lashonda 'Sativa Diva' Clinton, Jessica Cleaves, Kim Burrell, Rob Manzoli, Del the Funky Homosapien (Voces); Danny Bedrosian, Rob Mandell (Teclados); Sly Stone (voces y Teclados); Michael Hampton, Garry Shider, DeWayne "Blackbyrd" McKnight, Garrett Shider, Rob Manzoli (Guitarras); Rodney 'Skeet' Curtis, Lige Curry, Jeff 'Cherokee' Bunn (Bajo)  Nestor Mumm-Altuve (Batería); Larry Fratangelo (Percusión); Lili Haydn (Violín); William Thoren (Digeridoo). Músicos invitados en Yesterdejavu: Michael B. Patterson (Bajo); Bernie Worrell (Piano); Lawrence Hilson (Batería). Dirty Queen es interpretada por God’s Weapon

Después de 33 años de silencio discográfico, la agrupación liderada por George Clinton publica un trabajo donde es difícil distinguir si se trata de un proyecto sumamente ambicioso o de un ardid sensacionalista. Su nuevo disco consta de 33 canciones, o sea, una por cada año transcurrido desde su último trabajo (“The Electric Spanking of War Babies” de 1981).

Si hoy en día alguien aún es capaz de escuchar 33 temas de corrido y en orden, no lo haga en este caso (3 horas y media de duración total). Todas las canciones son muy similares entre sí, con honrosas excepciones, como el metalero Dirty Queen (un tema que bien podría haber integrado “Chim Chim’s Badass Revenge” de Fishbone), siendo el único no interpretado por Funkadelic, sino por los apadrinados de Clinton, God’s Weapon.  

Escuchar el disco de principio a fin genera una y otra vez la sensación de ya haber escuchado esa canción hace unos minutos. “First Ya Gotta...” es un trabajo denso, y no solo se debe al total de las canciones (seccionadas en 3Cd’s) sino por la longitud de las mismas. Abundan los temas que superan los 7 minutos, en los cuales no sucede casi ningún cambio a nivel instrumental. Se trata en su mayoría de sampleos que repiten loops constantemente hasta el final de la canción, con algunas variaciones vocales y especialmente letrísticas.

Gran parte de los grooves son lentos y arrastrados. Están más cerca del beat de las estrofas Hip-Pop del mainstream actual, tales como Nicki Minaj o Iggy Azalea. Los ejemplos más directos son Get Low (canción insufriblemente interminable) y The Wall (con una pierna adentro de la música tecno). Creases pertenecería a la rama “del ghetto”, y adentrándose más aún en el Pop noventoso encontramos I Mo B Yodog Fo Eva, canción de estrofas extrañas y estribillos radiales. 

De todas maneras, a la hora de rapear, recitar o generar coros en las estrofas, poco tiene que ver con el mainstream. Las intervenciones vocales son siempre peculiares e irregulares, aunque mayormente monótonas y poco melódicas. Tan así que no es necesario saber que Bernadette es un cover de Four Tops, debido a que su hermosa melodía se destaca entre las 33 canciones como para hacernos entender que se trata de una versión y no de un trabajo original. Por esa misma razón (la belleza melódica) sorprende descubrir que As In no es un cover: es sin discusión la mejor canción de “First ya Gotta...”, una balada que utiliza un crescendo de 7 minutos a su favor, con una enorme interpretación vocal femenina y donde la artesanía instrumental da un paso adelante, pidiendo más lugar en los tracks.

¿A que nos referimos con eso? Ya mencionamos que la gran mayoría de las canciones estaban compuestas por sampleos repetitivos, baterías electrónicas y ruidos de sintetizadores. Y es por eso que los temas que no funcionan bajo ese régimen y sí con el pulso humano se destacan al oído, ya que se nota inmediatamente que los intérpretes le dan rienda suelta a la intuición del momento. No es coincidencia que los otros dos mejores momentos de “First ya Gotta...” sean canciones elaboradas de esta manera: Yesterdejavu es muy rítmico, con el verdadero peso del funk y un contagioso groove; y Fucked up es lo más interesante instrumental y armónicamente de la placa, y puede sentirse como sus ejecutores vuelan junto con la música.

En canciones como Jolene y Nuclear Dog, un violento solo de guitarra acompaña las canciones desde el fondo. Pero como a quien no le sale una, en Nuclear Dog el solo es sin duda lo más interesante, pero le falta presencia; y en Jolene le sobra presencia y se vuelve tedioso. En If I didn’t love you, encontramos superpuestos la presencia estelar de un bajo acústico con una decoración sonidos extremadamente sintetizados, generando un resultado ambiguo. Y la contraposición se repite en el cover de James Brown, Pole power, donde la estrofa es mayormente artesanal, con un groove y empuje envidiables, pero pierde todo el sabor al transformarse en un estribillo sumamente tecno-pop.

Y se cometen muchos pecados por jugar con los sintetizadores. Casi todos los tracks están recargados de sobregrabaciones tecnológicas que van desde sonidos 8-bit hasta efectos de última generación, alterando líneas de bajo y voces. Una canción casi íntegramente tecnológica es Snot n’ Booger: es el momento más experimental de la placa, marchando en un tiempo Dub, pesado, oscuro, insufrible e interminable, un tema extremadamente difícil de digerir y escuchar completo. Radio Friendly es también muy electrónico y denso, y su riff de bajo es prácticamente un clon de Old Fool. Asimismo, tantas sobregrabaciones y ruiditos vuelven a Ain't That Funkin' Kinda Hard On You un tema molesto, cuando quizás habiendo apelado a algo más simple y ligero se hubiera logrado algo mejor. O en el tema que da nombre al disco, First ya gotta shake the gate, que si bien es oscuro e interesante, los retoques lo vuelven extremadamente largo y repetitivo.



Pero no todo son malas noticias, muchas canciones usan el poder del sampleo para el bien: Catchin’ Book Fever es increíblemente moderno, bailable y novedoso con sonidos retro; y junto con Roller Rink conforman los momentos más festivos de “First ya Gotta...”, con geniales apariciones vocales y donde puede sentirse una posible interacción con el público.


Se trata de una placa que ofrece un panorama tántrico, en donde la repetición constante y las pequeñas variaciones sobre ella debieran transportar al escucha a otro plano (y esta cuestión hipnótica se infiere ya que es difícil encontrar estribillos durante toda la placa). Y, para aquellos que conozcan a Funkadelic o George Clinton de antemano, sentirán que muchas de las canciones que se han rehecho, son brutalmente inferiores a sus originales. Quizás la canción Mathematics of Love es el mejor resumen de lo que “First Ya Gotta...” significa: una buena idea, pero con excesivo desarrollo para no tener nada demasiado interesante, en lo que musicalmente se refiere, para ofrecer. Lo que destaca son las toneladas de letra en las estrofas, y que excepto en canciones lideradas por voces femeninas, las melodías no están a la orden del día (The Naz, junto a Sly Stone es la prueba: un genial riff arruinado por una oscura voz recitando sin emoción).

Queda claro que varios temas fueron grabados durante el silencio discográfico ya que algunos integrantes fallecieron años antes de la edición del disco. Pero también es evidente que no se estuvo 33 años componiendo esta placa. El principal problema de “First ya Gotta…” es la longitud del trabajo: 33 canciones es un terrible exceso. Lo más probable es que en un hipotético caso de encararlo a 11 tracks, el trabajo hubiese sido muy distinto.

“First Ya Gotta...” tiene más sabor a George Clinton solista y es, por el momento, un dato anecdótico sobre cantidad de canciones y la reunión de una banda con músicos de primera línea, alimentando la ilusión de poder verlos de gira, aunque sea una vez más.

Quizás estos sean los riesgos de seguir a la vanguardia con más de 75 años de edad, y el tiempo le dé la razón a él (y no a todo lo dicho en este artículo).

Escuchar album completo (Spotify)

9/2/2015

www.solesdigital.com.ar

 

Lo más visto de Discos
Hilda Lizarazu Mocheeba Tribalistas