Discos

NovedadesArchivo

Jack White – Lazaretto

La verdad acerca de Jack White

 

 

Por Julián Melone
julianyelotro@gmail.com

Sello: Third Man Records. Género: Rock, Country. Temas: 11. Año: 2014.

Mucha historia alrededor de Jack White. Primero revolucionó la escena del rock con el crudo minimalismo de The White Stripes, proyecto que abandonó en su mejor momento para alejarse de la fama en bandas oscuras y menos conocidas, componer bandas de sonido para películas o dedicarse de lleno a un sello discográfico propio (Third Man Records). Ha sido reconocido como uno de los últimos héroes de la guitarra, artista de la década, y sin embargo su primer disco solista, “Blunderbuss” (2012), fue decepcionante en comparación con sus antecedentes y la expectativa alrededor del lanzamiento. ¿Nos habremos imaginado todo eso que ocurrió? ¿Pudo haber sido una mentira? ¿Pudo nunca haber sido él? El nuevo disco propone responder la pregunta: ¿Es Jack White real?


El álbum comienza extraño, ya que en Three Women se pueden escuchar una gran cantidad de cortes inusuales en lo que el oído suele esperar de Jack (¿o de un rocanrol con groove?), e incluso se perciben múltiples instrumentos, pero no hay guitarras hasta los 2:30 de la canción. Primera advertencia: Jack ha estado ocupado este tiempo y hoy es más músico que guitarrista. Pero la segunda advertencia (primera si lo escuchaste como corte de difusión) viene con el tema que le da nombre al disco, Lazaretto: una canción digna de los Chili Peppers, pero con la ferocidad y crudeza que caracteriza a White. Esta fórmula que repetirá placenteramente en la oscura That Black Bat licorice, que es como un Sixteen Saltines mejorado y con groove.

“Lazaretto”es donde más prolijamente se escucha su desprolijidad. En su cuadragésimo quinto disco como productor nos demuestra el enorme gusto que tiene para colocar numerosas y sutiles sobregrabaciones, y al mismo tiempo nivelar volúmenes tratando cada tema como una entidad separada. Pero al mismo tiempo, sorprende por su coherencia sonora al ver la gran cantidad de colaboraciones en este trabajo (¡4 bateristas distintos!). Si queda alguna duda de su habilidad detrás de la consola y pentagramas, es solo cuestión de escuchar el final de solos de violín de Lazaretto y entender (¿por fin?) de donde inspiró su filoso sonido de guitarra; o el intrépido western instrumental High Ball Stepper, donde despliega su habilidad guitarrística y productora. Para los sensibles, siempre estará la suave orquesta de violines y arpas en Entitlement y los fantasmales coros de la épica Would you fight for my love.

 Jack está muy bien acompañado con un bajo inquieto y una batería siempre furiosa (incluso en el dulce Temporary Ground, uno de los grandes momentos country del disco) más todos los deliciosos arreglos de los demás instrumentos. Cubriendo una gran variedad de estilos sin despegarse del rock y el country, a pocos músicos se les permite como a Jack poner el tema más beatle del disco (Alone In My home, con una sentida y potente interpretación de piano) inmediatamente después del más rolinga (el optimista Just one Drink). El secreto de las canciones radica en su poderosa y rítmica interpretación vocal a lo largo del disco (la mejor en su historia, superando incluso su trabajo en The Raconteurs) manteniendo su patentada habilidad de mimetizar su voz con una guitarra eléctrica.

Este impresionante trabajo encuentra a Jack con casi 39 años, demostrando por qué es un joven prócer del rock y, cuando sea reconocido justamente, de la música. El álbum no tiene desperdicio, y cada nueva escucha suma algún detalle más (los fanáticos del auricular no se van a decepcionar). ¿Es Jack White real? ¡Claro que sí! Aprovechemos ser contemporáneos a él, porque las futuras generaciones no nos creerán que caminó entre los mortales.

25/10/2014

www.solesdigital.com.ar

 

Lo más visto de Discos
Hilda Lizarazu Mocheeba Tribalistas