Discos

NovedadesArchivo

John Frusciante – Enclosure

Frusciante en modo random

 

 

Por Julián Melone
julianyelotro@gmail.com

Sello: Record Collection. Género: Rock, Pop, Electrónico. Temas: 11. Año: 2014. Integrantes: John Frusciante (Guitarra, bajo, voces, teclados, sintetizadores, secuenciadores y baterías electrónicas)  

La historia del disco comienza ya de por sí de manera pintoresca. “Enclosure” fue cargado en el satélite Sat-JF14 y enviado al espacio con el objeto de orbitar nuestro planeta. De esa manera, a partir del 31 de marzo se pudo descargar gratuitamente una aplicación que rastrea el movimiento del satélite a tiempo real, y cuando éste pasara “cerca” de donde estaba el usuario, podía escuchar el disco gratuitamente.

¿Mucha pompa para un lanzamiento? Bueno, quizás la historia de la simulación del satélite sea un buen resumen del nuevo disco de John Frusciante. Diez años han pasado desde “Shadows Collide With People” (2004), probablemente su disco más accesible. Ya no comparte el mundo experimental con The Mars Volta, o los suaves y feroces paisajes con Omar Rodriguez Lopez; tampoco la canción furiosa de Red Hot Chili Peppers: ahora es más solista que nunca. Tenemos Frusciante en estado puro, aquel que no tiene miedo y decidió recorrer caminos peligrosos y sinuosos. En plan similar a la propuesta de Nine Inch Nails, hay un intento de perder el miedo a la fusión del rock con el tecno, y demostrar qué este último no es sólo una herramienta bailable que te condene a la exclusiva transmisión de la Radio Metro.

Es notorio que el disco es exclusivo de John, quién grabó absolutamente todo, a veces con ese juego de “a ver cuántas baterías distintas le puedo poner a un solo tema” y coqueteos con sonidos de 8-bit. Aún así, es mucho más agradable y digerible que los robóticos “PBX…” (2012) o “Letur Lefr” (2012) y el (un poquito) más artesanal Outsides (2013), intentando fusionar este nuevo descubrimiento tecnológico con la canción desgarradora que lo caracteriza.

El gran problema del disco es su linealidad, lo cual es paradójico cuando hablamos de un trabajo que intenta explorar novedades track a track. Tiene un gran inicio con el instrumental Shining Desert que nos envuelve en su atmósfera impredecible cual Mars Volta, la cual se repetirá (placenteramente) en algunos pasajes de Cinch. Inmediatamente después llega el mejor momento del disco: la siniestra Sleep, con sus percusiones fuera de tiempo y grandes melodías e interpretaciones del mejor Frusciante, casi un deforme hit radial. Es buena decisión que Run se encuentre en tercer lugar, ya que escuchado en este orden puede gustarnos y considerar intrépido su jugueteo con el 8-bit, pero la cantidad de información que se intenta volcar en la canción resulta perjudicial para la misma e incluso molesta. Luego ataca Stage, un tema del Frusciante más clásico con arreglos propios de una banda de los ’80 (como Erasure o Tears for Fears), generando un eclecticismo absoluto al concepto del disco. Houston, tenemos un problema: A partir de aquí no veremos nada que aporte significativamente al LP, casi pendiente abajo: la idea de Fanfare es buena, pero se pierde entre tanta sobregrabación; de Crowded sólo podemos destacar la idea del solo, y todo lo demás es fácilmente confundible con lo escuchado previamente.

¿Qué pasa entonces? A veces la expectativa y la publicidad alrededor de un lanzamiento pueden generarnos inquietudes superiores al resultado. Nunca hay que olvidarse que la intrepidez es un arma de doble filo que a veces puede dar a luz cosas que llevan mucho tiempo digerir, y que la catarsis de Frusciante nunca fue la excepción a esta idea. Aún así, que no se malentienda: “Enclosure” no deja de ser uno de sus mejores trabajos modernos, pero deja en claro que el verdadero fuerte de John es su habilidad para el trabajo en equipo. ¿Recomendación? Probablemente el disco sea tan moderno que no esté pensado para ser escuchado de cabo a rabo, sino para compartir una lista en random con muchos otros artistas y estilos, dejando que nos envíe junto con la cápsula al espacio exterior, más no sea por cuatro minutos.

11/6/2014

www.solesdigital.com.ar

 

Lo más visto de Discos
Hilda Lizarazu Mocheeba Tribalistas