Discos

NovedadesArchivo

Los Brujos – Pong! (2015)

La voz del regreso

 

 

Por Julián Melone
julianyelotro@gmail.com


Sello: S-Music. Género: Rock. Temas: 12. Año: 2015. Integrantes: Etna Rocker es Gabriel Guerrisi (Guitarra), Huinka es Fabio "Rey" Pastrello (Guitarra), Z-PQ es Alejandro Alaci (voces), Elle Iluminatti es Ricardo Rúa (voces), Meeno es Quique Illid (Batería), Gabriel Manelli (Bajo) Grabado antes de su fallecimiento en 2008

La situación resulta desconcertante. Los Brujos (desfachatada banda de rock de los ’90 que posee en su currículum el ítem “Nirvana nos robó un tema”) prometió un gran regreso el 2014 después de una serie de espontáneos shows consecuencia de agite en las redes sociales. La salida de  “Pong!” (aunque su nombre tentativo era “Despierta Cronopio”), programada para fines de ese año, fue fogoneada gracias a un intenso bombardeo radial de su show en el Mandarine Park. El show se canceló y se sustituyó por una función en el Teatro Vorterix (de significativa menor capacidad), con las radios regalando entradas gratis para sus shows que los mismos oyentes rechazaban en vivo en una situación verdaderamente incómoda. Sin embargo, al poco tiempo se agregó una nueva función en el mismo teatro, mientras que la salida del CD se postergaba indefinidamente hasta nuevo aviso, con un sitio de internet que tenía su contador regresivo del lanzamiento en cero, pero sin álbum a la vista. Ese mismo signo de pregunta que genera ésta génesis del regreso, lo despierta su nuevo trabajo.

¿Y por qué resulta desconcertante? “Pong!” sufre un mal común en el rock argentino: la escasez (o ausencia) de cantantes. Sí, hay gente que canta, pero eso no los vuelve necesariamente cantantes. Y eso genera un contraste absolutamente desproporcionado debido al gran trabajo que Los Brujos realizan a nivel instrumental, siempre furioso y con gratas sorpresas a quien se mantiene atento. Beat Hit bien podría haber sido un tema del Nine Inch Nails más rockero, con tiempos trabados, progresiones profundas y un peso sonoro contundente; y aunque Gabo pareciera haber sido mezclado en otro disco (casi suena a Carajo) tiene grandes cortes y climas. Pero cuando la voz aparece, tanto en estas canciones como en las demás, la historia se viene abajo: no solo por la manía de doblarla en todos los temas (que resulta más molesto que original) sino que resulta monótona. Afinada, sí, pero en un continuo mantra de MC5 desganado y poco creativo. Y para colmo, esta disparidad resulta grosera desde el inicio en los dos temas de apertura: el mencionado Beat Hit y Buen Humor, canción de espíritu surfer con muy buenos cortes.

En términos poéticos, las letras son simples y básicas pero sin cosechar las virtudes de ambas propiedades; tampoco poseen el cinismo característico de antaño y a veces parecen obvias y casi hasta tiradas al voleo. No resultan nada especial. Las letras de Histeria Total y La Hiena parecen haber sido un trámite que necesitaban sacarse de encima. Incluso, en Yo no soy John encontramos la letra y la voz en su peor momento resultando en una canción insufrible que ni siquiera el solo puede levantar con enorme esfuerzo.

Pero no hay que olvidarse que musicalmente “Pong!” es impecable. Y es por eso que los dos temas instrumentales que posee la placa son momentos altísimos: tanto Gagarin (con una intro engañosa y suciedad de guitarras brotando en estéreo)como Pong! (canción surfer de corcheas furiosas y melodías clásicas mezcladas con un beat industrial) resultan fantásticas. Para los melancólicos, las estrofas de La vida en Acción recuerda a lo más “noventa” de la banda. Y la suave, melodiosa y fluída Rock Vampiro bien podría haber sido una buena canción de Leo García.

Es una lástima ver que el trabajo de una banda coseche tan buenos frutos a nivel instrumental para que a la hora de publicar el trabajo lo relege a perder protagonismo detrás de una pobre performance vocal y regular lírica. Y esto es claro: cuando la voz no está, los temas ruedan con fuerza; y en los pocos momentos  no se encuentra doblada, se permite expresividad y fluidez.

De todas maneras, es un regreso de canciones que habían quedado inconclusas que fueron retomadas en momentos sin duda tormentosos. Los Brujos empezaron un nuevo viaje, y aunque la primera parada tenga muchos “peros”, todavía tienen la oportunidad de nivelar lo vocal a su gran trabajo a nivel instrumental (que no abunda en el pobre mainstream de rock argentino).

CD completo en Youtube

Escuchar en Spotify

7/9/2015

www.solesdigital.com.ar

 

Lo más visto de Discos
Hilda Lizarazu Mocheeba Tribalistas