Discos

NovedadesArchivo

No Te Va Gustar - El camino más largo

Nuevos aires

No Te Va Gustar - El camino más largo
 

 

Por Sergio Visciglia
svisciglia@hotmail.com

Los uruguayos llegan al quinto álbum de estudio, con los dos nuevos integrantes grabando por primera vez, con nuevo productor, y con una nueva sonoridad que coquetea de a ratos con las máquinas, pero que sigue mostrando las características musicales de una banda que llegó a la masividad gracias a sus buenas canciones que marcan una vez más el eje principal.

Sello: Barca Discos. Género: Rock. Duración: 48:52. Cantidad de temas: 14. Integrantes: Emiliano Brancciari (voz, guitarra), Gonzalo Castex (percusión), Martín Gil (trompeta), Denis Ramos (trombón), Mauricio Ortiz (saxo), Marcel Curuchet (teclados). Diego Bartaburu (batería) y Guzmán Silvera (bajo). Invitados: Alejandro Sokol, Cucho Parisi, Roberto Musso, Juan Casanova, Nicolás Ibarburu, Alejandro Piccone, Elena Prieto, Martín Méndez y Matías Méndez.

Las máquinas sonando en conjunto con la guitarra dan la bienvenida al escucha, y también promueven la presentación de Matías Méndez como productor artístico del nuevo disco de No Te Va Gustar. También conocido como Chávez, el “productor del Oeste” (ex batería de Árbol, voz de Nuca) desparrama sus clásicos coqueteos con loops y sintetizadores en la placa, y el tema “El camino” abre la apuesta hacia la nueva sonoridad que buscaba la banda previamente a contratar al nuevo productor.

La voz del recientemente fallecido Alejandro Sokol acompaña en una canción que tal vez siga una línea que por chispazos asomaba en temas anteriores como “Te voy a llevar” (2002) o el hit “Pensar” (2006). Sigue el primer corte de difusión, “Como si estuviera”, una especie de tango rock con un sonido típico para que se luzca la voz del cantante Emiliano Brancciari.

A lo largo de toda la lista, los invitados decoran constantemente el álbum, y se lucen Cucho Parisi (Auténticos Decadentes) en el ska “Esta plaga” y Roberto Musso (Cuarteto de Nos) en la acelerada “Mirarte a los ojos”, provocando dos grandes actuaciones que además logran como resultado dos de los mejores temas del disco. “Tan lejos” es otra bella canción donde la voz de Brancciari calza perfecto y cuenta también con la presencia vocal de Juan Casanova (de la histórica banda uruguaya “Traidores”). La voz femenina invitada queda a cargo de Elena Prieto en “Que sean dos”.

Las canciones en general, junto a sus letras, salen un poco de aquella oscuridad abstracta tan marcada que había asomado en la lírica de “Aunque cueste ver el sol” (2004), y llegado a su máxima expresión en “Todo es tan inflamable” (2006). El incoformismo (“…al mundo no le importa lo que sentís…” de “El camino”) y la crítica a la sociedad actual y a los medios (“Dispuestos a mentir sobre papel/dispuestos a fingir frente a la cámara tres (…) no te preocupes yo te ayudo a pensar/vos inteligente pero el jabón mucho más” de “El mismo canal”) parecen marcar el eje actual.

Con respecto a la música, la potencia que demuestra la banda en vivo se acerca ahora también al estudio, donde debutan el baterista Diego Bartaburu y el bajista Guzmán Silvera (el grunge “Niño” es un claro ejemplo). Y pese a que continúan conviviendo diferentes estilos, hay una homogeneidad sonora que se distancia un poco de la característica principal de los primeros tres discos donde no se podía adivinar lo que venía después.

En el medio del disco se percibe un bolero, “Solo tu boca”, muy bien interpretado por la banda y logrando un gran sonido con el teclado de Marcel Curuchet y la percusión de Gonzalo Castex, pero que suena como algo forzado y tal vez desencajado dentro de esta línea musical uniforme recién comentada.

Los vientos a cargo de Mauricio Ortiz (saxo), Martín Gil (trompeta) y Denis Ramos (trombón), una vez más se destacan continuamente y muestran todo su potencial en temas como “Tu nombre” y “Rata” (este último con destino de hit).

Para el final, “Navegar” es un lindo tema que toma ciertas cosas de La Vela Puerca, la otra banda que comanda la movida uruguaya dentro de nuestro país. El típico tema 13 ahora emite unos pequeños sonidos, y “Te quedás” genera un cierre de disco un tanto abajo.

En el primer álbum de estudio sin su fundador Mateo Moreno, con la producción de Chávez en lugar de Tito Fargo, y con una nueva búsqueda en cuanto a la sonoridad, los muchachos de No Te Va Gustar salen airosos con un disco, que si bien no vuela las cabezas, marca una consolidación cada vez mayor de la banda uruguaya como una de las más firmes musicalmente no solo en Uruguay, sino también en Argentina.

9/2/2009

Notas relacionadas:

Galería de fotos de No Te Va Gustar

Informe especial: Rock uruguayo

www.solesdigital.com.ar

 

Lo más visto de Discos
Hilda Lizarazu Mocheeba Tribalistas