Discos

NovedadesArchivo

Orishas / Sindicato Argentino del Hip Hop

Variaciones del rap en español

 

 

Por Mariano García
@solesdigital

Rap en español

“El negocio no está fácil queda poco pa’ inventar / pa’ encontrar la melodía tienes que ser natural” (Orishas, “Nací Orisha”, 2005)

Dos recientes lanzamientos de Universal Music exponen las fuerzas y debilidades del Hip Hop y el rap en lengua castellana. Por un lado, los cubanos Orishas alcanzando con su disco “El Kilo” una identidad propia producto de la búsqueda en sus dos trabajos anteriores; y establece el parámetro a seguir para todo el rap en español. Por el otro, el Sindicato Argentino del Hip Hop, que sintetiza con “Sangre, sudor y furia” los clichés y repeticiones que continúan limitando al Hip Hop local a ser una imitación de lo que se escucha en Estados Unidos.

Como todo género en expansión, el Hip Hop en Latinoamérica es un proyecto que continúa buscando formas de adaptar las formas originales (afronorteamericanas, en este caso) a los colores y sonidos de cada país, de cada cultura. Allí están como modelos históricos los Cypress Hill y Delinquent Habits, a los que se le suman bandas más cercanas cultural o geográficamente a Estados Unidos, como los mexicanos Control Machete o el boricua Tego Calderón.

Pero si el rap en español ha encontrado en algún lugar una identidad musical que combine los ritmos del Hip Hop con el lenguaje local, ese lugar es la Cuba de los Orishas. Reafirmando los orígenes africanos en común con sus colegas norteamericanos, han logrado reemplazar los clichés de samplers y las frases hechas –que a menudo arruinan el género– por melodías y ritmos llenos de calidad instrumental. Beats urbanos con percusión wawancó, cuerdas de rumba, exquisitos vientos de son y tumbaos.

Muy inteligente por parte de la banda es abrir el disco con una frase que sintetiza el problema del Hip Hop en español (y quizás de todo el rap en lengua no inglesa). Las primeras líneas del tema “Nací Orisha” disparan “El negocio no está fácil queda poco pa’ inventar / pa’ encontrar la melodía tienes que ser natural”. Y a eso precisamente se dedican el resto del disco, y lo logran.

Además de una producción musical que incluye toda cantidad de instrumentos latinos, el sello distintivo es la forma de fusionar el rapeo con el son, con cantos melódicos y letras bien logradas y con contenidos sociales. Modernos, populares y sin olvidar su tradición, los Orishas tienen un sonido único y distinto a todo lo demás.

Distinta es la situación de los muchachos del Sindicato Argentino del Hip Hop. Con ritmos, beats, samples y texturas más clásicos del género, en su disco se suceden una tras otra citas a los iconos del rap como Public Enemy, Cypress Hill, Wu Tang Clang, Tupac Shakur, y la lista podría seguir y seguir…

Que no se malentienda la crítica. Es un muy buen disco de rap, pero sin marcas de autenticidad. Apenas un poco de acento porteño en los primeros temas, que se va diluyendo para terminar casi en el spanglish puertorriqueño. Centroamérica sigue siendo un parámetro muy fuerte a la hora de rapear en español, hasta el punto de borrar las huellas del acento propio.

El Sindicato se mueve con soltura dentro del estilo libre, pero a fuerza de perder el sentido en las letras por repetir insultos y lugares comunes. Al final, no se sabe bien si son de Morón o de Brooklyn. A través del disco “Sangre, sudor y furia” se manifiesta una verdad que es extensiva a toda la escena argentina: que el Hip Hop en este país es un trasplante que todavía no ha echado las raíces suficientes como para dar frutos con sabor propio y natural.

13/05/2005

Nota relacionada:

Orishas en Argentina

Orishas: "Emigrante"

www.solesdigital.com.ar

 

Lo más visto de Discos
Hilda Lizarazu Mocheeba Tribalistas