Discos

NovedadesArchivo

Joe Satriani - "Strange Beautiful Music"
Joe Satriani - Strange Beautiful Music
 

 

Por Mariano García
@solesdigital

Sello: Epic. Género: Rock. Duración: 60’13’’. Cantidad de temas: 11. Músicos: Joe Satriani (guitarras), Matt Bissonette (bajo), Jeff Campitelli (batería), Eric Caudieux (teclados) y John Cuniberti (percusión).

Octavo disco de este maestro de guitarristas, que en esta ocasión enfrenta la difícil tarea de volver a su estilo más conocido (el de power trío de rock instrumental, luego de su electrónico y experimental Engines of Creation) sin caer en reiteraciones o clichés. Tarea más que ardua para alguien que, si se revisa su prolífica discografía, parece haber hecho ya todo lo que es humanamente posible con una guitarra en mano.

Como él mismo lo reconoce, Strange Beautiful Music recapitula mucho de lo hecho por Satriani anteriormente. Y si bien este álbum no sorprende de entrada como su predecesor, gana puntos en variedad y sutilezas a medida que se lo va escuchando detenidamente. Lo clásico es el formato de guitarra, bajo y batería; que Satriani lo aborda mejor que nadie. La inclusión de percusión, a cargo de John Cuniberti, recuerda un poco al disco The Extremist; y la presencia de Eric Caudieux condensa lo mejor de Engines of Creation.

El resultado es uno de los discos mejor elaborados por gran guitarrista. Algunos de sus saturados riffs ya se adivinan como clásicos, como en los temas “New Last Jam”, “Seven String” y “Mind Storm”, éste último con un solo punzante y entrecortado que insinúa alguna influencia del ahora Audioslave Tom Morello. En otros, se hace presente un costado más espiritual, tal el caso de “Oriental Melody”, “You saved my life” y “Chords of Life”, en donde se combinan sutilmente las guitarras eléctricas y acústicas. “Belly Dancer” y “Hill Groove” ofrecen una mayor complejidad rítmica, con interesantes contrapuntos y una gran labor de Campitelli.

Lo que más sorprende del disco es la inclusión del clásico de los años ’50 “Sleep Walk”, del dúo Santo y Jonnhy. Respetando los aires de calipso y la atmósfera relajada de la tonada, digna de una playa hawaiana, Satriani invitó para grabarla nada menos que a Robert Fripp. Un momento de descanso, a la mitad del disco, que en el contexto suena hasta divertido.´

2003

Notas relacionadas:

Joe Satriani en Argentina (julio 2008)

G3: El monstruo creado por Satriani

Galería de fotos de G3

www.solesdigital.com.ar

 

Lo más visto de Discos
Hilda Lizarazu Mocheeba Tribalistas