Discos

NovedadesArchivo

Taura: “Mil Silencios”
 

 

Por Jorge de Elizalde

Taura

Sello: Días de garage / Heaven Records. Género: Rock. Duración: 43:31. Integrantes: Alejo (batería), Chaimon (voz), Leo (bajo), Santiago (guitarra). Año 2005.

¿Los Cabezones habrán encontrado sus compañeros de ruta? Taura es una de las nuevas promesas que se viene gestando desde inicios del milenio. Esta es su opera prima (ya tenían editado “Ep”, que contiene 3 temas que están incluidos en “Mil Silencios”) y no deja lugar a dudas: este es un disco de muy buena calidad que trae un sonido poco habitual en las propuestas nacionales, y que puede ser comparado con el trabajo realizado por Cabezones (banda solitaria si las hay).

Taura es otro de los excelentes grupos que emerge del stoner nacional (y ya van...). Unos años atrás los tipos estuvieron teloneando a Queens of the Stone Age en su paso por Argentina y hace poco se presentaron en “Sabados Negros II” (el festival stoner nacional) junto a los también debutantes Poseidotica, y a los monstruos clásicos Búffalo y Dragonauta (este año ambos lanzaron material nuevo en formato split, con Astroqueen y Abdullah respectivamente).

Y entonces ¿por qué la asociación con Cabezones? Tanto desde los climas sonoros como desde las letras esa parece ser la dirección en la que está encaminada la banda: canciones rabiosas e intimistas, teñidas de una melancolía desesperada. Ya desde el comienzo del álbum arrancan a toda máquina con “Miramar”, sosteniendo la intensidad a partir de grandes temas como “Acantilada”, bajando los decibeles en “Il Vulcano” para acto seguido arremeter con “Soportar”.

Los virtuosismos ególatras son dejados de lado para dar paso a una composición sencilla y efectiva (muy). El tema que da nombre a la placa es otro de los grandes momentos del disco. La voz de Chaimon, forzada al límite del grito (por que así lo requieren los temas) junto con los efectos de la guitarra de Santiago (precisos y sutiles) se llevan el protagonismo de esta producción que llega a su fin con “Bajamar” (unos 20 segundos del sonido del mar) que introduce a “Muelle”, la última descarga taurense, para dar paso a la clausura a cargo de “Pleamar”, tema que continua el sonido iniciado en “Bajamar” para gradualmente transformarse en el ruido emitido por una tv sin señal, concepto que resume la identidad de “Mil silencios”, ya presente en su lograda portada (con un booklet muy prolijo).


Taura es otra grata sorpresa del under nacional que confirma que la movida stoner es un semillero de nuevos talentos, con propuestas frescas y profesionales.

21/9/2005

www.solesdigital.com.ar

 

Lo más visto de Discos
Hilda Lizarazu Mocheeba Tribalistas