Libros

NovedadesArchivo

El lado B de las canciones de Sandro

Feria del Libro de Frankfurt
 
Hacia un nuevo concepto de ciudadanía
Los derechos de los otros. Seyla Benhabib
 

 

Por Mariano García
@solesdigital

Libro: Los derechos de los otros. Autora: Seyla Benhabib. Editorial Gedisa. 191 páginas.

La legalidad o ilegalidad de los extranjeros en determinado país es un tema de doble importancia para la Argentina, en tanto receptora y expulsora al mismo tiempo de grandes corrientes migratorias. Desde la filosofía del derecho, la autora propone en este libro un examen crítico de las fronteras de la comunidad política, a partir del concepto de membresía política. De este modo, repasa los principios y prácticas para la incorporación de extranjeros, inmigrantes, refugiados y exiliados, a los cuerpos políticos “receptores”.

Benhabib parte de que toda comunidad política, define a algunas personas como miembros, y a otros como extranjeros, siendo el concepto de “ciudadanía nacional” el que ha regido en los Estados modernos. Pero en la actualidad, las corrientes migratorias son cada vez mayores, y los países europeos reciben hoy a poblaciones que hace menos de un siglo colonizaban. Esta inversión del flujo migratorio (de la periferia hacia el centro) genera numerosas contradicciones al interior de los estados liberales modernos, donde chocan la soberanía del Estado con los derechos de los nuevos ciudadanos.

En el primer capítulo, la autora acierta en marcar la contradicción en la que se encuentra hoy Europa, pues fue la propia tradición filosófica europea (sobre todo liberal) que proponía el “derecho cosmopolita” y la hospitalidad entre las naciones del mundo. Esto fue lo que pensaban sobre todo Kant, pero también Locke, en tiempos en que los comerciantes europeos servían como punta de lanza para las aventuras colonialistas en Asia y África. Esta filosofía liberal y cosmopolita sirvió en su tiempo como arma jurídica que acompañó al imperialismo, pero ha sido rápidamente olvidada en la actualidad. Sin embargo, no deja de ser una fuente de referencia ineludible para darle hoy un nuevo sentido, más democrático y abarcativo.

En el recorrido filosófico que plantea Benhabib, fue Hanna Arendt la que explicó más acertadamente cómo la negación de los derechos y el exterminio racial que perpetró el imperialismo liberal europeo en África en el siglo XIX, fue el molde y la inspiración de los totalitarismos nazifascistas en el siglo XX.

El capítulo 3 bosqueja el concepto de membresía justa, abordando teorías contemporáneas neokantianas de justicia global. Finalmente, los últimos dos capítulos se centran en casos empíricos e institucionales, a partir de la Constitución de la Unión Europea (cap. 4) y de los conflictos causados en Francia y Alemania por estudiantes y maestras musulmanas que se negaron a quitarse el velo en la escuela pública, generando así fuertes debates y controversias sobre la soberanía del Estado y los derechos del ciudadano.

La autora propone una nueva filosofía del derecho que reconozca que ningún ser humano es ilegal, se encuentre donde se encuentre, puesto que la membresía política es un derecho humano inherente al hombre moderno. En un país como el nuestro, en el que el (sin) sentido común de la clase media y alta se queja de que los servicios públicos (salud, educación) son injustamente utilizados por extranjeros (bolivianos, peruanos, paraguayos), mientras sus propios hijos hacen lo propio en Europa, este libro tiene mucho que enseñarnos.

8/9/2005

Notas relacionadas:

"Violencia, identidades y civilidad", de Étiene Balibar.

"Seguridad y Ciudadanía", de Gabriel Kessler

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Libros
Pierre Bourdieu: Los herederos Los años de Alfonsín Arte y Cultura Popular