Libros

NovedadesArchivo

El lado B de las canciones de Sandro

Feria del Libro de Frankfurt
 
La política vista desde un despacho
 

 

Por Catalina Pantuso
catalina@octubre.org.ar

Libro: Isabel Perón - Intimidades de un Gobierno. Autor: Julio González. Editorial El Ateneo. 462 páginas. Año 2007.

A más de 30 años del golpe económico y militar que encabezaron Jorge Rafael Videla y José Alfredo Martínez de Hoz; después de que muchos participantes en la guerrilla de los ’70 (ERP, Montoneros, FAP) ya dijeron lo suyo, a veces desde la ficción otras veces desde el relato histórico testimonial (programas de TV, libros, documentales y films), es muy interesante recordar los hechos desde la óptica de los funcionarios del último gobierno de Juan Domingo Perón, que completó María Estela Martínez de Perón, a la que todos recuerdan como Isabel, y que fue la primera mujer al mando de una república americana.

El libro de Julio González es un relato testimonial. Cuenta la cotidianeidad del poder a través de los recuerdos y opiniones de quien se desempeñó como Secretario Técnico de la Presidencia, secretario privado y hombre de confianza de la presidenta tras la salida de José López Rega del país. Fue el único civil que viajó con ella en el helicóptero cuando la apresaron el 24 de marzo de 1976. Esa misma noche, fue encarcelado hasta el 18 de abril de 1983.

Parte de lo que ahora se publica fue escrito durante los siete años de prisión que soportó el autor junto a otros funcionarios entre los que se encontraban Jorge Taiana, médico personal de Perón y ministro de Educación (‘73 –’74); Antonio J. Benítez ministro de Justicia (’73-’75); Jorge Alberto Vázquez, subsecretario de Relaciones Exteriores del presidente Cámpora; Jorge Cepernic, gobernador de Santa Cruz; Carlos Menem, gobernador de La Rioja; Lorenzo Miguel, Secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica; Diego Ibáñez del sindicato petrolero, Mario Aguirre dirigente gremial del sector marítimo; Comandante general (RE) de Gendarmería Manuel Victor Scotto Rosende; Coronel (RE) Julio César Perlinger. La cárcel igualaba a los de izquierda y de derecha, a los catedráticos y a los gremialistas, a los civiles y a los militares (retirados, por supuesto). Todos tenían una misma categoría: peronistas.

El autor comenta pormenores ignorados de los actos gubernamentales y de las negociaciones impulsadas por los actores sociales y políticos más cercanos a la presidencia. No faltan las referencias a las internas palaciegas y al contexto doméstico del poder. Muestra una actitud crítica de la administración peronista y consigna sus desacuerdos tanto con otros funcionarios como con la presidenta.

Se presenta a Isabel como una mujer con una "voluntad de hierro" para sostener su autoridad, expresar un pensamiento nacional y defender los intereses de los trabajadores; que llevó a cabo una gestión que fue jaqueada por intereses ajenos al pueblo y por traiciones, ambiciones y cobardías en el interior del propio gobierno.

Teniendo en cuenta los relatos, Gonzáles se consideraba a si mismo como una especie de Jefe de Gabinete (cargo que no existía), que se creía con la autoridad suficiente como para discutir y corregir a los otros Ministros. Como es lógico, esta actitud le generó un fuerte cuestionamiento —abierto o disimulado— por gran parte del Gabinete. Sus cuestionamientos incluyen a Ítalo Luder, Antonio Cafiero, Ángel Robledo, el coronel Vicente Damasco, Carlos Menem, y el líder radical Ricardo Balbín, entre otras figuras de la época. Pero, sin duda, uno de los más atacados es Gustavo Caraballo, ex secretario técnico del gobierno (1973-1976) quien, a su vez, también publicó su visión de los hechos en el libro “Entre las bambalinas del poder" (Corregidor).

Entre las charlas anecdóticas del cautiverio y las precisiones técnicas de los despachos presidenciales se va tejiendo la urdimbre de un texto que generalmente se distancia de los grandes conflictos que se sucedieron entre 1973 y 1976.

A veces se piensa que por ser parte de un hecho histórico, el protagonista tiene una visión más ajustada de los mismo. También se supone que el acceso al gobierno otorga indefectiblemente el manejo del poder. Leyendo el libro Isabel Perón - Intimidades de un Gobierno, se llega a la conclusión de que la objetividad y el poder son un privilegio exclusivo de los dioses.

13/11/2007

Notas relacionadas:

Informe especial: El Peronismo

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Libros
Pierre Bourdieu: Los herederos Los años de Alfonsín Arte y Cultura Popular