Libros

NovedadesArchivo

El lado B de las canciones de Sandro

Feria del Libro de Frankfurt
 
Mucha confusión y una luz al final
Islam y Occidente
 

 

Por Mariano García
@solesdigital

Libro: Islam y Occidente. Autores: Umberto Eco, Michel Camdessus, Jean Daniel y Andrea Riccardi. Editorial Sudamericana. 122 páginas.

Con algo de retraso respecto a cuando fueron escritos los ensayos que componen este libro, se edita en nuestro país “Islam y Occidente – Reflexiones para la convivencia”, un libro que ofrece las respuestas de personalidades de la cultura europea a la pregunta de si pueden convivir la civilización musulmana y la occidental en el siglo XXI.

El momento en que fueron escritos los artículos del libro, se ubica después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y la posterior invasión norteamericana a Afganistán; pero antes del inicio de la guerra en Irak. De todos modos, al no tratarse de notas de actualidad sino de análisis sociales, culturales, históricos y económicos, la diferencia en el tiempo no constituye un obstáculo para la lectura de los mismos. Pero la actualidad atraviesa transversalmente todas las interpretaciones, y orienta conceptos y opiniones que fácilmente caen en el eurocentrismo. Veamos entonces de qué trata cada uno.

Desde el prefacio, el italiano Andrea Riccardi se apura al dar inicio a la discusión asociando directamente Islam y terrorismo. Esto, más que una excepción, pasa a ser la regla en la mayoría de los capítulos; y es lo que más decepciona del libro.

Riccardi además aporta un capítulo al libro, en el cual se ocupa del Islam dentro del esquema bipolar de la guerra fría, y de su reubicación geopolítica luego de la caída del comunismo. La interpretación que Riccardi hace del Tercer Mundo es acotada e incompleta (ignora a Latinoamérica, y al peronismo como antecedente inmediato), y sólo lo piensa subordinado al devenir del bloque soviético. Luego, se centra en la cuestión de la búsqueda de la identidad, y de cómo la nueva identidad musulmana puede convivir con la europea.

Pero todas las buenas intenciones se desdibujan al leer del autor una frase tan groseramente errónea y eurocéntrica como “En los próximos años, la cultura europea con su capacidad de síntesis deberá enfrentar al Islam en Europa, a una religión que no estuvo nunca presente en el continente.” Si para Riccardi siete siglos de presencia musulmana en Europa no son suficientes (desde principios del año 700 hasta 1492), es difícil pensar qué entiende por “presencia”.

Con un enfoque histórico más serio, el director de la revista francesa “Le Nouvel Observateur”, Jean Daniel traza un paralelo histórico cuyo eje es el concepto de modernidad. De esta manera analiza cómo occidentales y musulmanes han vivido sus propios procesos de modernización. Por un lado, se explica la modernización occidental con sus contradicciones más agudas, con sus lados oscuros, como el surgimiento de los totalitarismos europeos en el siglo XX o el desarrollo indiscriminado de una tecnología que puede destruir a toda la humanidad. Por su parte, a la identificación entre Islam y modernidad la ubica ya en sus orígenes y época de oro, entre los siglos VIII y XIV. De allí pasa la contracara de aquella historia, a un siglo XX caracterizado por la desintegración del Imperio Otomano, la opresión bajo colonialismo anglo-francés y el fracaso del socialismo árabe de los ’60 y ’70.

Pero Daniel no se detiene en describir lo característico de cada cultura, sino que avanza en las comparaciones. Allí es cuando comete el error de poner a la cultura europea (con su Revolución Francesa y sus revoluciones industriales) como parámetro para medir la modernización en ambos casos. Sobre el final del ensayo relativiza esta postura, para decir que más que buscar respuestas únicas, lo necesario es respetar los interrogantes de cada uno.

El más olvidable de los capítulos es el que le corresponde al ex director del FMI, Michel Camdessus. Si bien comienza con la postura políticamente correcta de denunciar los males que el mercado y la economía han generado en los países subdesarrollados, que sintetiza en su expresión “la violencia de la economía”, su artículo nada tiene que ver con el Islam. Se ocupa casi en un 100% de Africa, y su preocupación parece ser que la “violencia económica” es la que genera el fundamentalismo entre los pobres del mundo. Parece entonces que el problema no es la pobreza en sí, sino la pobreza que genera resentimientos que se vuelven en contra de Occidente. Y finaliza con una apología del libre mercado que poco tiene que ver con la consigna del libro.

Por suerte, al final del libro nos encontramos con dos artículos de Umberto Eco que en parte subsanan los errores conceptuales y prejuicios de los autores precedentes. Un alivio para los que lleguen hasta esa parte, o una suerte para quienes quieran empezar por el final (algo bastante recomendable en este caso).

Con su estilo característico, que combina ironía con elaborados conceptos filosóficos y antropológicos, Eco comienza por cuestionar los parámetros que se utilizan al momento de comparar culturas. Por lo tanto, es para agradecerle a Eco que sobre el final del libro aporte las herramientas conceptuales para refutar lo dicho por los autores anteriores (algo sin intención, pues los artículos fueron compilados de fuentes diversas).

En sus reflexiones, Eco acierta en el centro de la consigna que plantea el libro, y que se le escapó a los demás autores: el racismo. Dice Eco: “El problema es que la antropología cultural no resolvió qué hacer cuando el integrante de una cultura, cuyos principios quizás aprendimos a respetar, viene a vivir a nuestra casa. En realidad, la mayor parte de las reacciones racistas de Occidente no se deben a que haya animistas que viven en Mali, sino que los animistas vengan a vivir entre nosotros”.

Precisamente en esa cuestión radica las dificultades para una convivencia entre musulmanes y occidentales (sobre todo europeos). La cita de Eco no resuelve el problema, pero al menos orienta en forma correcta hacia donde buscar las respuestas más adecuadas.

3/06/2005

Notas relacionadas:

"Un mundo desaparecido", de Chris Lowney.

"Extraño Oriente", de Ziauddin Sardar

"Buscando desesperadamente el paraíso", de Ziauddin Sardar

"El libro de la sabiduría de Oriente", de Gilbert Sinoué

"Irak, historia de un desastre", de Juan Ignacio Ramonet

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Libros
Pierre Bourdieu: Los herederos Los años de Alfonsín Arte y Cultura Popular