Libros

NovedadesArchivo

El lado B de las canciones de Sandro

Feria del Libro de Frankfurt
 
Un libro vigente, pero superado por la actualidad
Peron o Muerte
 

 

Por Mariano García
@solesdigital

Libro: Perón o Muerte. Autores: Eliseo Verón y Silvia Sigal. Eudeba. 255 páginas.

El pasado martes 30 de septiembre, se relanzó un estudio ya clásico del análisis discursivo, la semiótica y la comunicación: “Perón o Muerte”, de Eliseo Verón y Silvia Sigal. El evento, realizado en la librería Ghandi, sirvió para que los autores, junto a especialistas y críticos como Carlos Altamirano, Tulio Halperín Donghi, Emilio de Ipola y Marita Soto reflexionaran y discutieran sobre la actualidad y vigencia de este libro editado por primera vez en 1986, y reeditado hoy por Eudeba.

Todos coincidieron en que el momento actual de la política argentina hace que el libro retome vigencia. La identidad política del actual presidente Kirchner, y de muchos de los integrantes del nuevo gabinete, ha rescatado del pasado la histórica discusión que gira en torno a la relación entre los Montoneros y Perón, y más generalmente, el rol que jugaron las distintas corrientes políticas enroladas dentro del peronismo en los turbulentos años ’70.

La reivindicación de la figura de José I. Rucci, este año más intensa que nunca por parte del sindicalismo, y encarcelamiento de Vaca Narvaja y Perdía, son hechos actuales ligados íntimamente con aquellos tiempos, con esas discusiones. Y, principalmente, el peronismo se muestra hoy como la única fuerza capaz de hacerle frente a la crisis, acaparando casi la totalidad del espectro político, en un fenómeno en algunos aspectos similar al de los ’70 (con todas las diferencias pertinentes que se quieran hacer, diferencias necesarias y válidas).

Sin embargo, la oportunidad de este relanzamiento no puede ignorar los más de 15 años –y tres gobiernos peronistas– que separan a aquella primera edición de la actual. Es por eso que el libro merece una lectura atenta, tanto acerca de las metodologías y conclusiones del análisis, como del momento en que fue escrito.

Análisis de ayer, problemas de hoy

“Perón o muerte” no es un libro de historia. Es un análisis discursivo que se propone destramar el tejido en el cual se cruzan los discursos del propio Perón, con los de la Juventud Peronista y los Montoneros. La hipótesis del libro es que el peronismo no basó su continuidad en la historia política que va de 1943 a 1973 en sus fundamentos ideológicos, sino en un particular dispositivo enunciativo caracterizado por el “vaciamiento” de contenidos, que permitió al líder del movimiento incluir a casi la totalidad de los argentinos. Los autores ven en ello una “trampa” (tal el título de la tercera y principal parte del libro), en el que los sectores jóvenes y radicalizados cayeron, al hacer una lectura del discurso de Perón que luego el propio Perón invalidó.

Como en todo análisis, el recorte del objeto de estudio es necesario para acotar la labor investigativa. Pero varias críticas se le pueden hacer al libro, siempre dentro de los supuestos metodológicos planteados por los autores. En primer lugar, la fragmentación de los discursos de Perón es excesiva. En la primera parte del libro, dedicada a los años del peronismo en el poder (1943-1955), se resaltan aspectos del discurso peronista en su negación del Otro, de los no peronistas como antipatrias, pero esa forma discursiva no se comprende en forma correcta sin su contrapartida, que fue el discurso antiperonista. En términos más precisos, no se comprende la especificidad de la retórica peronista porque el libro sólo trabaja sobre el eje diacrónico (la evolución del discurso peronista a lo largo de 30 años), pero no sobre el sincrónico (la relación del discurso peronista con otros discursos contemporáneos y opositores).

Ya en la tercera parte del libro, se confunde el discurso de la Juventud Peronista con el de Montoneros. Bajo el rótulo de “juventud” o “izquierda”, se hace un uso indiferenciado de los textos y comunicados de ambas agrupaciones, que si bien coinciden en algunos puntos, son claramente diferenciables. Si esa diferencia a veces se vuelve muy sutil, no por eso hay que ignorarla, todo lo contrario.

Muchas de estas objeciones tienen su causa en el momento en que fue escrito el libro. En 1986, el peronismo estaba derrotado y parecía que era un fenómeno político que, con la muerte del líder, había llegado a su fin.

El libro no es de historia, pero cuando se recurre a la historia, las referencias no son tan rigurosas como el análisis discursivo. La interpretación de la historia reciente es la dominante en aquellos tiempos de alfonsinismo vencedor, según la cual el peronismo es la causa de la violencia desatada a partir de 1976. Sin la dimensión diacrónica, el análisis se cierra sobre el peronismo; por lo tanto, solo dentro del peronismo se encuentra el origen de los males de la Argentina actual. Un claro ejemplo de esta tendencia en el análisis es cuando los autores dicen que la candidatura de Balbín para compañero de fórmula de Perón en 1973 fue frustrada por la interna entre la “derecha” y la “izquierda” del peronismo, y nada agrega sobre la traba que puso el alfonsinismo dentro de la UCR para vetar a su propio candidato.

Más allá de cuestiones históricas y metodológicas, la actualidad le plantea un nuevo desafío a la obra de Verón y Sigal. Porque, por un lado, el propio Verón reconoce que la vigencia del libro se debe a que, hoy de nuevo, existe una tendencia en el peronismo de hacer coincidir el “colectivo peronista” con el “colectivo nacional”. Pero lo que los autores no pueden afirmar, es que esta analogía en el campo político tenga su correspondencia en lo discursivo, porque su tesis es que el peronismo se sostiene gracias a un dispositivo discursivo que nace y muere con el líder, y cuya característica principal es la instransferibilidad del liderazgo y la representación. Esto podía ser pensado en 1986, pero, ¿se puede afirmar lo mismo luego de Menem, Duhalde y Kirchner?

No importa que estos presidentes sean o hayan sido peronistas en sus obras, importa que hayan recuperado discursivamente al peronismo, que se hayan reconocido como tal, y que hayan construido su lugar de poder invocando al ideario peronista. Si el peronismo es explicado principalmente como una relación enunciativa entre líder y pueblo, ¿cómo sobrevivió el peronismo a la muerte de Perón, hasta el punto de hegemonía en que se encuentra hoy? Son preguntas que el libro no puede responder. En estos tiempos, “Perón o muerte” vuelve a tener vigencia, pero sigue atado a la época en que fue escrito y no puede traspasar la densa barrera del presente.

9/10/2003

Notas relacionadas:

Informe especial: El Peronismo

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Libros
Pierre Bourdieu: Los herederos Los años de Alfonsín Arte y Cultura Popular