Música

NovedadesArchivo

Corey Glover
Festival Viaje de Agua Vol.2
PONCHO

AC/DC en Argentina

Pandemónium Rock

Por Juan Finn
finnjuan@yahoo.com.ar

AC/DC

Para llegar a la cima del rock and roll, hay que saber sufrir todo tipo de agravios. Golpes, insultos, críticas, censuras, persecuciones de cualquier índole y, en casos extremos, la muerte. AC/DC supo sobrellevar todo esto y por eso se presentan en la Argentina, como una de las bandas más impresionantes del Rock n´ Roll de la historia de la humanidad.

Puede sonar excesivo, pero todo es exagerado cuando se trata del rock, que AC/DC viene exhibiendo por el mundo desde mediados de la década del 70. Los golpes fuertes de un cañón, de una campana, de un trueno o de la dinamita, son justamente las exuberancias sonoras, con las que Angus y Malcom Young recrean la idea de diversión que se formaron desde tiempos antediluvianos.

¡Algo de Rock, esta noche!

Poco sitio libre queda en el monumental. A las 21, el apagón inicial permite enfocar la atención en el video de presentación. Una máquina alocada, un dibujito animado de la banda. La máquina descarrila sobre el escenario y Angus Young descontrola con los primeros acordes de “Rock ´N Roll Train” (Black Ice, 2008).

En el campo, centellea el fuego de una bengala, es como si hubiera algo guardado, algo que estaba esperando encenderse, incendiarse, y la presentación de AC/DC lo libera. Dos acordes, y el publico ya sabe que lo siguiente es "Hell Ain´t a Bad Place to Be" (Let There Be Rock, 1977). El recuerdo de una época pasada que ya no vuelve, invade a los más nostálgicos.

Pero es muy temprano para dejarse morir enhebrado por las cuerdas de una Gibson. El pogo necesita un descanso, pero Brian Johnson, ya esta gritando la letra de "Back in Black" (Back in Black, 1980), y nadie quiere perderse eso. El desenfreno es general, hasta en la platea se arma la danza rockera. Con "The Jack" (T.N.T., 1975), los más de 66.000 cueros forman un pulmón gigante, alimentado con aire caliente, que llena y extasía.

El Rock & Roll no es contaminación sonora

El recorrido de los temas es completo. Desde "Big Jack" (2008), pasando por "Dirty Deeds Done Dirt Cheap" (Dirty Deeds Done Dirt Cheap, 1976), hasta "Shot Down in Flames" (Highway to Hell, 1979), para detonar con "Thunderstruck" (The Razors Edge, 1990).

Habrá quien hubiera deseado escuchar algún tema más, pero el listado conformó a todos. Es lo que se vino a ver, y es lo que se vio: la gran campana de "Hells Bells" (1980), la muñecota de "Whole Lotta Rosie" (1977), los cañones de "For Those About to Rock (We Salute You)" (For Those About to Rock We Salute You, 1981). Un espectáculo completo.

Los músicos dieron todo lo que se esperaba de ellos. Malcom, Cliff Williams y Phil Rudd entregaron las bases que sostienen casi por completo el ritmo de la banda. El profesionalismo de los tres y la seriedad con la que encaran sus instrumentos es lo que les da libertad al frontman y al lead guitar para animar la fiesta y mantener al incendio, siempre quemando. AC/DC cuenta con excelentes músicos, perfectamente ordenados, para dar un show sorprendente.

Antes de concluir, "Highway to Hell" (1979), parece querer anticipar un ardiente final. Fuegos artificiales cierran la noche. Así, se despide una banda grandilocuente, pero sobre todo, grande.

4/2/2009

Foto: Beto Landoni - T4F

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Música
Chuck D Ed Sheeran Living Colour