Música

NovedadesArchivo

Corey Glover
Festival Viaje de Agua Vol.2
PONCHO

Coldplay en River

Un juego para nada frío

Por Diana Sosa

Coldplay

Coldplay tocó suelo argentino con su gira latinoamericana ante más de sesenta mil personas en el estadio de River Plate. Una gira prometida y planeada desde hace tres años, cuando tocaron en Argentina por primera vez en el Gran Rex.

La llovizna comenzó y las luces se apagaron, eso basto para escuchar los primeros acordes de "Life in technicolor", con la guitarra de Jon Buckland acompañado por el zurdo Guy Berryman en el bajo, desde su último disco en promoción “Viva la Vida” ante los fanáticos del Monumental en versión tranquila.

La voz de Chris Martín continúo con sus mayores éxitos de sus discos anteriores “Paratuches”, “A Rush of Blood to the Head” y “X&Y”. Canciones como “Clocks”, "Violet hill", “Fix you”, "In my place" y "Yellow", con la que hicieron vibrar al publico con gigantes pelotas de color amarillo por doquier.

La banda de brit-pop tocó 25 temas, con apoyo de un grandilocuente equipo de sonido, comparándolo con un pequeño Gran Rex, y más espacio para desplegarse por varias partes del campo, un escenario principal en forma de U, del cual decidieron bajar acercándose a los espectadores emocionados de poder tocar al menos las manos de alguno de los cuatro integrantes, hasta llegar a otro más chico, cerca del campo general.

Allí interpretaron un homenaje a Michael Jackson y una versión acústica de “Billie Jean”, al avistaje de una ola gigante de la platea con sus celulares. Esta vez en voz y guitarra del batero Will Champion, con un estreno para su recorrida por los países del sur: “Don Quijote”, una canción un tanto country con coro al unísono de la ya versión popular de “Ole, ole, ole, cold-play, cold-play”.

Aproximándose al final, el marido de Gwyneth Paltrow, danzaba al ritmo de "Lovers in Japan" con un paraguas, y fue entonces en donde el estadio recibió una tormenta de mariposas de papel desde el mentón del escenario. Una lluvia de miles de maripositas de colores fluorescentes que volaban hacia todo el lugar, a cielo abierto.

"Viva la vida" y "Death Will Never Conquer", ya habían pasado. Era una noche  technicolor según Chris Martin, con la luna en las pantallas gigantes y las nubes desvaneciéndose, el público relajado y una sensación de suavidad tremenda por todo el lugar.

Una segunda visita del cuarteto inglés a Buenos Aires con el verdadero estatus que se merecían desde un principio, a lo cual ellos ya están acostumbrados desde ese entonces.

Terminaron con una versión remix de "Politik", "Death and All His Friends", "The Scientist" y "Life in Technicolor 2" para irse como lo decía el piano acústico de Martin…con una sonrisa eterna.

1/3/2009

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Música
Chuck D Ed Sheeran Living Colour