Música

NovedadesArchivo

Corey Glover
Festival Viaje de Agua Vol.2
PONCHO

Cuatro Pesos de Propina

Libertad o sello

Por Sergio Visciglia
svisciglia@hotmail.com
Foto: Cristian Pirovano

Los uruguayos de Cuatro Pesos de Propina visitaron una vez más la ciudad de Buenos Aires el pasado viernes 16 de mayo, consolidando su crecimiento desde el under y la autogestión, a caballo de sus poderosas, contagiosas y directas canciones, en cuyas letras plantan la bandera de la independencia frente al sistema que rige actualmente el rock.

Cuatro Pesos de PropinaPirata, no todo lo que brilla es plata. Escucha mi consejo: libertad o sello”. Con esta dicotomía planteada en su canción “Pirata”, se puede definir claramente la postura de los uruguayos Cuatro Pesos de Propina, quienes visitaron el país una vez más para hacer bailar a todo el Salón Verdi de La Boca con su rock latino, identificado y arraigado a la música de Mano Negra, o a la actitud de Las Manos de Filippi, si se los quiere emparentar con alguien más cercano.

“Tocata mañanera” dio comienzo a la actuación, tema que tuvo como invitado en la grabación a Fermín Muguruza cantando en vasco, perteneciente al disco debut de la banda titulado “Se está complicado”. Le siguió “Sacamela (Basta)”, hit antisistema que estaría sonando en todas las radios argentinas si alguna multinacional estuviera detrás de ellos. Pero eso no va a pasar, al menos por ahora y al parecer por algunos años más.

Allí está presente entonces la banda, cada vez seguida por más gente aquí en el país, comandada por el cantante Diego Rossberg, dueño de una fuerte personalidad arriba del escenario que agiganta su figura pese a su pequeña talla, siempre con su característica barba pelirroja a cuestas. Suena “Solari”, uno de los mejores temas, en donde toda esa disputa externa que caracteriza a la banda es dejada de lado por un rato y el debate interno toma protagonismo.

Sin parar ni dar tregua un segundo se van sucediendo las canciones, y con el correr de los minutos la música parece sonar cada vez más potente y contagia a todos a bailar y a saltar sin parar. La fiesta crece y se consolida tema tras tema.

Sin embargo la banda se apiada y apacigua la situación con bloquecito acústico en donde nos muestran y enseñan a los argentinos la música de históricos e imperdibles cantantes uruguayos como Eduardo Mateo (“El Tiempo”) o “El Príncipe” Pena (“Como que no”), ambos fallecidos, y apreciados con más vigor luego de sus muertes. También regalan un tema nuevo, “Droga”, en donde el cantante invita a cada uno a interpretar el significado de la palabra de la manera que quiera, pero avisando que él prefiere llevarlo para el lado del amor.

Vuelven los instrumentos enchufados y después de la divertida y contestaria “Hoy sopa hoy” (de Jorge Lazaroff, otro cantante uruguayo fallecido), los vientos le dedican un feliz cumpleaños a Luca Prodan con un poco de “No tan distintos (1989)” de Sumo. Y aparecen tres temas seguiditos bien potentes que sintetizan lo que es la banda: “La balacera” (donde se luce cantando el percusionista Gastón Pepe un sueño de revolución que se desmorona cuando se vuelve a la realidad), “La máquina II” (“Acá la cosa es sencilla, la democracia se pilla, hay que buscar otra organización”) y el caballito de batalla “Pirata”, que contrapone a la libertad nada menos que con los sellos discográficos (“Estás esperando que mi canto te dé de comer, estás engordando con mi arte y aparte le ponés un sello, linda foto y lo querés vender. No inventaste nada y te llevas la mejor parte”).

No habrá forma del dolor” provoca el final de una velada de dos horas, donde los temas pasaron uno tras otro, casi sin respiro, no dando tiempo a nadie a descansar.

Hay buenos grupos uruguayos más allá de La Vela Puerca o No Te Va Gustar que de a poco están ganándose un lugar en el público de Buenos Aires. Y Cuatro Pesos de Propina es un claro ejemplo de eso, corriendo con la ventaja de que la fiesta está garantizada cuando se trata de algún “toque” suyo, pero también la bronca, la lucha y la certeza de que sigue habiendo otros caminos para crecer en el rock. Aunque claro, si querés ganar dinero no es el mejor camino, y ese tal vez sea el escollo con el que se pueda encontrar la banda con el correr de los años.

27/5/2008

Notas relacionadas:

Informe especial: Rock uruguayo

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Música
Chuck D Ed Sheeran Living Colour