Música

NovedadesArchivo

Festival Viaje de Agua Vol.2
PONCHO
Chuck D
La Renga: el aguante del barrio

Por Juan Finn
finnjuan@yahoo.com.ar

Sábado 23 de junio. Presentación de La Renga. Estadio Único de La Plata, ubicado entre las avenidas 32, 526 y 25 y la calle 21, en la ciudad de La Plata.

La Renga

Noche de invierno, temperatura de gorros y bufandas, congelados los dedos, fría la cara... por suerte La Renga trae su propio clima. La larga espera del sábado 23 de junio, fue amainada por el mismo público, con diferentes cánticos futboleros dedicados a la banda. En una progresiva vorágine de emoción y delirio de hinchada, fans de distintas partes de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba aguardaban calurosamente a los de Mataderos que se harían presentes en el escenario para presentar su último trabajo (Truenotierra, 2006).

Por la tarde, a eso de las 15, comenzó el ingreso al estadio, pero la banda formada por Gustavo "Chizzo" Nápoli, Gabriel "Tete" Iglesias y Jorge "Tanque" Iglesias, apoyados siempre por Gabriel "Chiflo" Sanchez y Manuel "Manu" Varela, no apareció hasta pasadas las 21.30. Esto dio al público tiempo de ingresar, acomodarse en el campo y en las gradas y de aguardar ansiosamente el primer estallido del show.

La Renga contó para este recital con un escenario abierto que permitía la visualización del espectáculo desde todos los ángulos del estadio, además una plataforma giratoria posibilitaba al baterista enfrentarse a todos los costados del público. Como soporte visual adicional se utilizaron pantallas gigantes, pero la iluminación por momentos no permitía ver lo que allí se mostraba.

La RengaTodo estaba dispuesto para una teatral entrada en escena. Entonces, las luces del Estadio Único se apagaron y una suerte de puente levadizo iluminado descendió lentamente, para dar paso a la banda. Entre pirotecnia e imágenes del nuevo álbum, Chizzo, Tete y Tanque tomaron sus puestos y arrancaron con los primeros acordes de “Oscuro diamante”, una de las nuevas canciones.

La hinchada de la banda acompaño con fervor cada uno de los viejos temas y siguió con cierto calmo interés la introducción de los nuevos. “A tu lado” (Detonator de Sueños, 2003) sonó y dio paso a “Almohada de piedra” (2006). Luego fue el turno de la atronadora “Desnudo para siempre” (Despedazado Por Mil Partes, 1996), e inmediatamente “Montaña roja” (2006). Así se fue mixturando la presentación, que en un instante deba respiro y en otro quitaba el aliento calentando el lugar a puro pogo.

Algunos problemas de sonido por momentos no dejaron escuchar la voz y molestos acoples distorsionaron algunos temas en sus arranques. Pero esto no desmotivo a la banda, que le dio duro al Rock & Roll y permitió una verdadera fiesta popular.

Cuando el reloj rasgaba las 23.30, Nápoli anuncio la finalización del encuentro, y emprendió con “El final es en donde partí” (1996). Luego los músicos abandonaron el escenario, pero el público sabía que esa situación no duraría. A los pocos minutos La Renga regreso para complacer todas las expectativas.

En pocos minutos, los de Mataderos pusieron toda la carne en el asador. Con una seguidilla de clásicos hicieron una invitación al recuerdo y a disfrutar de la potencia del rock rengo. Así la agrupación completo una lista que fue desde “Buseca y vino tinto” (Esquivando Charcos, 1991), pasando por “Negra es mi alma, negro mi corazón” (Bailando En Una Pata, 1995), hasta “Balada del Diablo y la Muerte” (1996), y “El rebelde” (La Renga, 1998).

Terminando el sábado comenzando el domingo, el final fue donde partir. El escenario se fue vaciando, no quedaba palillo ni púa por arrojar a la hinchada, la multitud se retira y una guitarra todavía aúlla para despedirla. La Renga estuvo en La Plata y con ellos un aguante capaz de calentar el ambiente con clima futbolero, de fiesta y Rock & Roll.

Fotos: Natacha Nesca
www.larenga.com

27/6/2007

Notas relacionadas:

La Renga vuelve a Capital

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Música
Indio Solari Ed Sheeran Living Colour