Música

NovedadesArchivo

Festival Viaje de Agua Vol.2
PONCHO
Chuck D
El auténtico McCoy Tyner
McCoy Tyner

Texto y fotos: Mariano García
@solesdigital

Con sus 71 años y un pasado legendario a cuestas, el gran McCoy Tyner se presentó en el Teatro Gran Rex en un show breve, intenso y emotivo. Al mando de su trío, que funcionó en la práctica como cuarteto gracias a la presencia de Gary Bartz en saxo, revivió con apenas seis piezas una larga y prestigiosa carrera, que lo confirman como una de las más grandes influencias en el piano de jazz contemporáneo.

Resultó fundamental la presencia de Bartz sobre todo para aquellos que fueron a ver a Tyner como “el pianista de Coltrane”. De este modo, los juegos de piano y saxo, sostenidos en la imponente sección rítmica que conforman la batería de Kamau Gravatt y contrabajo de Gerald Cannon, rememoraron el formato del mítico cuarteto de John Coltrane en los ’60.

Pero Tyner se encargó de demostrar que es mucho más que sólo el ex pianista de “Trane” (de hecho, en sus 50 años de carrera sólo tocó 5 junto al saxofonista, entre los años 1960 y 1965). Con su estilo pulsante, una mano derecha endemoniadamente percutiva y sus acordes pesados articulados con precisión, llevó a toda la audiencia en un viaje hacia la época dorada del jazz modal.

Se sucedieron así “Fly with the wind”, “Walk spirit talk spirit” y “Ballad for Aisha” para abrir la noche. Interpelando desde el costado del escenario a sus compañeros de ruta con líneas meditativas y sugerentes figuras rítmicas, fue marcando el camino para que cada uno desarrollara sus propias improvisaciones, que se sucedían cada una con mayor intensidad que la anterior.

Incluso a partir de oportunos silencios desde la dirección, la potencia en el saxo de Bartz, la precisión de relojería en las manos de Cannon para estremecer el contrabajo, y las polirritmias intrincadas para la batería de Gravatt fueron los principales argumentos que elevaron la apuesta a lo largo de la hora y media de show.

Hubo, por supuesto, un tema de Coltrane (“Moments notice”), gratamente recibido por el público. Y un cierre a cargo de las conmovedoras “Suddenly”  y “Blues on the corner”.

El cierre lo encontró solo con su piano para dar forma a “I should care”, y cerrar una presentación impecable por desde donde se la mire.

4/9/2010

Notas relacionadas:

Galería de fotos de McCoy Tyner

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Música
Indio Solari Ed Sheeran Living Colour