Música

NovedadesArchivo

Festival Viaje de Agua Vol.2
PONCHO
Chuck D
Los frescos aires del caballero Aznar

Por Martín Pérez Antelaf

Con motivo de presentar su reciente disco “Ahora”, grabado en 2012, Pedro Aznar brindó una serie de recitales en la sala ND Ateneo, sumando también canciones de sus trabajos anteriores, tanto como solista como miembro de grupos inmortales en el cancionero en castellano.

El concierto desplegado con una meticulosidad inglesa fue fatuo en relación a las canciones elegidas por Aznar. Para goce de los escuchas siempre ansiosos por recorrer la vasta carrera del multi-instrumentista, el nuevo disco fue tocado casi íntegro siendo intercalado por canciones de sus obras anteriores, sumando sorpresas bien recibidas a decir por los calurosos aplausos de un teatro casi repleto.

Si de texturas inglesas se trata, pertinente fueron las melodías de  Jealous Guy de John Lennon, I Am the Walrus y Blackbird ambas de The Beatles, tocadas con banda con teclado y sólo con guitarra, respectivamente. Los homenajes se extendieron, pero pasaron a ser más bien autobiografía: Aznar es parte de los pilares del rock en castellano y ha tocado literalmente con todos.

De esta manera repasó sus andanzas con Charly García, Sandro, o sus relecturas de la obra de Luis Alberto Spinetta, plasmada en un también reciente álbum doble “Cantata de Puentes Amarilllos”, que fue resultado de recitales en abril de este mismo año en Plaza Italia en memoria del flaco Spinetta. Su versión, volcada plenamente a la zamba, de “Barro tal vez” recibió aplausos prolongados y sentidos de parte del público.

La banda que acompaña a Aznar es sumamente sólida y versátil, alternando instrumentos o acercándose con guitarras acústicas al pie del recital, emulando un fogón. Ellos son Hernán Jacinto en teclados, voz y bajo eléctrico, Coqui Rodríguez en guitarras, Julián Semprini en batería y coros, y Alejandro Oliva en percusión. Salvando alguna imperfección de Jacinto en el bajo, el conjunto suena sólido, confiable y cada uno tiene su momento para destacarse a lo largo de la presentación.

El show de “Ahora” es un conjunto interactivo de músicas, luces y videos. A la hora de tocar “Rompan todo” (versión en castellano del hit de The Shakers, del disco “Tango 4”, grabado junto a Charly García) la voz de Sandro es acompañada por videos caseros de los tres tocando el tema, sumado a videos del “Gitano” joven y revoleando la cadera. En “Blackbird” detrás de Pedro desfilan imágenes de cantantes (Edith Piaf, Ella Fitzgerald, Elis Regina, entre otras). En “Cantata de Puentes Amarillos” de Spinetta, se ven dibujos de Antonin Artaud o pinturas de Vincent Van Gogh (“el suicidado de la sociedad” según Artaud), al compas de penumbras o brillos en perfecta sincronía.

La puesta en escena de la presentación de “Ahora” trae la perspectiva lúcida de un compositor y músico como pocos, poquísimos, en la música popular argentina. No sólo a nivel técnico (quizás el mejor cantante en el género) sino a nivel holístico. Quedando esta concepción de la obra artística plasmada cuando Aznar narra la manera de composición de este disco: componer una canción por día, con un hilo conductor, medular en un lugar apartado. No es sólo una manera de composición, sino una apuesta a una experimentación, algo que se ha dejado de lado en pos del hit fugaz.

Pedro Aznar es, a pesar de todos los discos y años luz en la historia de la música que posee, un músico que vuelve a traer nuevos aires en la escena argentina.

20/12/2012

www.solesdigital.com.ar

Lo más visto de Música
Indio Solari Ed Sheeran Living Colour