Sociedad

NovedadesArchivo

   
2° Feria Iberoamericana de Gastronomía

Cuando San Valentín necesita un traductor

Extreme selfies

 
Y Clemente sigue caminando
Caloi & Clemente

Texto y Fotos: Mariano García
@solesdigital

En ocasión de la apertura de un nuevo resto dedicado a la historieta argentina inaugurado el sábado pasado en el barrio de Palermo, Caloi festejó los 36 años de vida de su personaje más querido: Clemente.

Lo hizo junto a sus amigos y colegas Crist y Sendra, en una noche llena de recuerdos, enmarcada por lo más destacado del humor gráfico nacional.

Desde 1973, en su aparición en la tira protagonizada por el tranviario Bartolo, Clemente se convirtió en uno icono de la cultura popular porteña. Los mundos del fútbol, el barrio, los cafés y las calles adoquinadas, pero también la crítica política, desfilaron por las viñetas de Caloi durante más de tres décadas.

Hubo grandes momentos en la larga carrera de este personaje nacido como una suerte de animalito que la zoología nunca podrá clasificar: su llamado a la desobediencia pacífica durante el Mundial ’78; sus marionetas que en legendarios cortos acompañaron los mundiales de España ’82 y México ’86; los discos de vinilo con canciones escritas por Alejandro Dolina; compañeros de andanzas como la Mulatona, el Hincha de Camerún, Jacinto, Mimí, incluso el propio Juan Sasturain interpretando todo lo que acontecía en la tira.

Lo que quizás no se le reconozca siempre al gran dibujante nacido como Carlos Loiseau, fueron las innovaciones y recursos que aportó para romper con la linealidad narrativa de la historieta diaria, así como rupturas enunciativas (Clemente habla sobre su dibujante, mira y se dirige al lector) muy adelantadas para su época.

A veces injustamente resistido por las elites letradas de la mal entendida alta cultura, tanto Caloi como Clemente tuvieron su merecido reconocimiento al festejar su tercera década de existencia con una muestra nada menos que en el Palais de Glace.

Como la definió Elvio Gandolfo, Clemente nos brinda “la riqueza asombrosa de una de las mejores y más tenaces tiras cómicas para diarios, en ese siglo largo que lleva la historieta caminando, caminando, como Clemente” (El Libro de Clemente, Ediciones de la Flor, 1996).

17/3/2009

www.solesdigital.com.ar 

Lo más visto de Sociedad
Historia de las Villas Miseria Florencio Molina Campos El peronismo en fotos