Turismo

NovedadesArchivo

Montenegro: El lado B del Adriático

Picnics Musicales en Parques Nacionales

Niš (Serbia): en la encrucijada de la historia

Fiebre papal en el barrio de Flores

La notoriedad del barrio de Flores como patria chica del Papa Francisco disparó un cambio de ánimo y de ritmos en la vida local, con un número creciente de curiosos y turistas, un reverdecer de la vida religiosa y hasta incipientes negocios.

"El barrio está alborozado. Los comercios adornaron sus vidrieras con motivos alusivos, más gente va a la iglesia y muchos se sacan fotos en la casa de la infancia del papa y otros lugares relacionados con su vida", asegura Roberto Skiba, funcionario de la Comuna 7 porteña, que abarca Flores y Parque Chacabuco.

Skiba da cuenta de un revivir de historias y anécdotas.  "Todos recuerdan ahora cuando veían a Jorge Bergoglio caminar por el barrio, desde la casa de la hermana a la escuela de la Misericordia o a confesar en las iglesias cercanas; siempre a pie, en colectivo o en subte", destaca.

En iniciativa privada, los reflejos más veloces los mostraron los más pequeños: apenas Francisco fue elegido, los manteros de Rivadavia sumaron a sus ofertas artículos con su imagen y aumentaron sus ventas. Algunas de esas imágenes, en afiches o portarretratos, se ven ahora en vidrieras del barrio, desde inmobiliarias hasta panaderías, a veces acompañadas con la leyenda "Argentina reza por vos", como en el caso de la ferretería de Directorio y Membrillar.

El guía turístico Claudio Díaz fue el pionero en desarrollar un circuito a pie arancelado por lugares representativos de la vida del papa Francisco en Buenos Aires. La artista plástica Mercedes Fariña, de 36 años, vecina de Flores, pintó "Habemus Papam", el primer óleo del mundo con el nuevo pontífice como motivo, y ahora comercializa cien copias "giclées" seriadas, "de calidad museológica", asegura.

La pizzería "El Gran Corsini", de Varela y Eva Perón, hizo folletos con sus empanadas en una bandeja que parece llevar el propio Francisco, para promocionar que Bergoglio pedía allí las de carne, según recuerda Aníbal, el encargado, que se las llevaba a la casa de Rivera Indarte casi Gregorio de Laferrere.

El periódico Flores de Papel, que circula desde hace quince años, emitió una "edición histórica coleccionable" dedicada al hijo más pródigo del barrio, que de ahora en más difícilmente deje de ser mencionado en alguno de sus números.

La propia Ciudad se sumó a los cambios con la organización del circuito turístico gratuito en ómnibus y los recorridos a pie por los lugares donde transcurrieron los años del futuro papa. También hay más obras de mantenimiento y embellecimiento de la zona. La comuna 7 propuso llamar "San José de Flores-Papa Francisco" a la estación de subte A que se  inaugurará en agosto a la altura de la plaza Pueyrredón y de la iglesia.

La casa de Membrillar 531, hogar de la infancia y la juventud de Bergoglio, no solo ostenta ahora una placa de mármol en la fachada de granito rojo sino que se proyecta declararla "sitio histórico", lo que impedirá hacerle cambios. En rigor, todas las estaciones del "Circuito Francisco", formado por lugares comunes y corrientes en la vida de cualquier barrio, como una escuela primaria, una plazoleta o una esquina, emergen como foco de interés turístico porque fueron tocados por la historia de Bergoglio.

El creciente movimiento de personas por esos lugares invita a imaginar inversiones comerciales, pero por el momento, los cambios aún no influyeron en el mercado inmobiliario, según observa José Kloc, con más de 30 años en el rubro en Flores.

La parroquia San José de Flores se colma ahora de personas, entre los fieles que participan en el culto y los simples visitantes que desean ver el confesionario donde Bergoglio definió su vocación religiosa hace más de medio siglo.

La conexión del papa con Flores se mantuvo a todo lo largo de su vida, no sólo porque vivió en el barrio en varias épocas de su vida, sino porque cultivó siempre lazos pastorales con la feligresía local. Es así que la última misa antes de ser nombrado papa fue en Flores y en la calle, en oportunidad de las fiestas patronales de la parroquia Virgen Inmaculada de Lourdes, en Pumacahua y Ramón L. Falcón.

Y fue por haber sido elegido pontífice el 13 de marzo que no pudo asistir el día 17, como había prometido, a una de sus reuniones con las religiosas del Instituto de Nuestra Señora de la Misericordia, ni bendecir los ramos de olivo en la basílica de San José de Flores el 23, como estaba anunciado.

Hubo sin embargo, un gesto que compensó esas ausencias forzosas. Francisco eligió asumir como papa el 19 de marzo, el mismo día que la centenaria iglesia de su barrio celebraba su fiesta patronal.

23/5/2013

www.solesdigital.com.ar

Destacados de Turismo
Estancias jesuíticas Ruinas de San Ignacio Rascacielos de Moscú